La planta del corazón

Hay plantas realmente muy bonitas y algunas de ellas tienen un significado especial y este es el caso de la Hoya Kerii, una planta originaria de Asia con un apodo muy particular: la planta del corazón. Una planta que le dará a tu hogar una decoración muy especial, siendo además un excelente regalo para el día de San Valentín, aniversario o cumpleaños de alguien especial.

¿Cómo es la planta del corazón?

La planta del corazón es una planta trepadora, herbácea y epifita, esto quiere decir que se trata de una planta de estructura blanda y que crece en los troncos y ramas de los árboles en donde pueda recibir luz solar.

planta-del-corazón

Quienes elijan tener este tipo de planta deben saber que existen dos formas de conservarla. La primera de ellas tiene que ver con criarla en macetas pequeñas para mantener su forma de corazón, o bien, pueden dejarla crecer libremente como planta trepadora, y para ello será necesario colocarla en una maceta grande dejando a su disposición un soporte donde pueda extenderse cómodamente.

¿Qué debemos saber de la planta del corazón?

Si nuestra intención es dejarla crecer como planta trepadora debemos saber que la planta del corazón tiene un proceso de crecimiento lento, por lo que deberemos hacernos de paciencia y disfrutar mientras de su encantadora forma de corazón.

Asimismo, una de las características de esta planta es que su belleza no solo se puede apreciar en pequeño tamaño cuando tiene forma de corazón, sino que al crecer ésta florece aportando un espacio realmente bello con numerosas flores pequeñas con forma de estrellas y un perfume suave y encantador.

Si estás interesado en tener esta planta, debes saber que será necesario cultivarla en sitios con media sombra o luz indirecta, puesto que el impacto directo del sol podría provocarle quemaduras en sus hojas. En cuanto al suelo, procura que éste tenga una buena hidratación y si es necesario, deberás enriquecerlo con materia orgánica.

 

Fuente: Jardinería Pro