La Santa Rita: cuidados generales y para el invierno

La Santa Rita, también conocida con otros nombres, es una de las plantas florales que más ha crecido en su aceptación en España en los últimos tiempos, y ahora mismo podemos encontrarnos con muchísimos ciudadanos que la han incorporado a sus hábitos. En efecto, queríamos destacar algunos elementos de cuidado muy diversos acerca de esta especie para que si tienes una en casa, puedas aprovecharla al máximo.

Cuidados de la Santa Rita

Comenzando con los primeros cuidados de la Santa Rita a considerar, tenemos que mencionar los relacionados con la temperatura, que en el caso de esta planta tienen que mantenerla siempre en ambientes de mínimo 16º C, incluso interiores. En cuanto al suelo, la dañan especialmente los calcáreos, y en la medida de lo posible tenemos que ofrecerle uno que mezcle partes iguales de mantillo de hojas y tierra de jardín.

La Santa Rita
Wikimedia

Además, la Santa Rita no es una planta que soporte demasiado bien los trasplantes, así que solo debemos optar por esta opción sencillamente cuando no tenemos otra a mano, y vemos que la maceta le está quedando chica. En cualquiera de los casos, los riegos de esta planta tienen que ser siempre moderados, en la medida de que podamos regar menos durante esta parte del año, por las lluvias, la humedad y las más bajas temperaturas.

Uno últimos cuidados de la Santa Rita tienen que ver con el abono, ya que se trata de una especie que requiere de un fertilizante mineral una vez al mes durante primavera y verano, una poda tan pronto comience la primavera, es decir en las próximas semanas, y el cuidado de las plagas que va por el lado de mantenerla alejada de los ambientes demasiado secos, como de los que resultan más fríos de lo que puede ser recomendable.

¿Tienes una Santa Rita en casa? ¿Cómo la cuidas en invierno?