Las flores más costosas del mundo

Orquídea Shenzhen Nongke(1)

Aunque normalmente solemos referirnos a los principales cuidados que debes tener con las plantas, sin olvidar tampoco consejos y trucos particulares, en esta ocasión queremos hablar específicamente de algunas curiosidades relacionadas al mundo del jardín, y más en particular al de las flores. Pero no cualquier flores, sino aquellas que son consideradas las más caras del mundo, por distintos motivos que vamos a analizar.

Lo primero que debes tener en cuenta, en este sentido, es que el valor de cada flor se estipula de acuerdo a algunos elementos en común, como pueden ser por ejemplo la rareza de la planta donde la misma aparece, además de lo difícil que pueda llegar a ser encontrada, o también, la distancia que debe recorrer para llegar al sitio donde la adquirimos.

En cualquier caso, una de las flores más caras del mundo, es la orquídea dorada de Kinabalu, especialmente distinta a cualquier otra de su especie porque se encuentra en extinción, y sólo puede ser encontrada en una zona protegida, como lo es el Parque Nacional de Kinabalu, en Malasia. Su costo puede llegar a ser de 3.600 euros por cada una de sus flores, aunque claro, tarda 15 años en envejecer.

Las orquídeas, de hecho, mantienen varios récords en cuanto a las flores más vendidas del mundo, si pensamos también que el ejemplar más caro le corresponde a una Orquídea Shenzhen Nongke, producida especialmente por investigadores chinos, y que tuvo un valor en su momento de 193.150 euros, siendo la más costosa de todas las producidas por el hombre.

Para finalizar, tampoco podíamos dejar de mencionar la Kadupul, con la particularidad de que es considerada la más valiosa del mundo, aunque nunca haya sido vendida. Esto es así debido a que sólo vive por algunas horas y aparece únicamente en territorio de Sri Lanka, motivo por el cual es imposible que sea adquirida en otro sitio.