Las kokedamas, plantas japonesas de moda

 

La jardinería no escapa a los demás elementos de la vida, motivo por el cual no puede estar exenta a las modas, y en este sentido, debemos mencionar que en muchos países, especialmente de América Latina, se encuentran en auge en los últimos meses las kokedamas, una plantas japonesas muy especiales, que básicamente nos permiten decorar nuestro jardín de una forma distinta, mucho más creativa.

En este sentido, se debe señalar de la misma forma que el principal atractivo de las kokedamas se encuentra relacionado con la belleza que las mismas tienen, ya que si bien tienen algún parentesco con los Bonsai, y se encuentran contenidas en bolas de musgo y sustrato, se presentan mucho más atractivas visualmente, sobre todo cuando las mismas disfrutan de una cantidad de riego importante detrás.

Cómo formar tu kokedama

Si quieres poder desarrollar tu propia kokedama, a sabiendas de que no es un proceso tan complicado como parece, lo primero que deberás hacer es buscar plantas pequeñas que gusten especialmente de la sombra y que tengan raíces cortas, ya que eso te facilitará el trabajo. Podemos recomendar, en este sentido, algunas como begonias, helechos y orquídeas.

Cuando las tengas, tienes que buscar luego musgo de turba y sustrato especial para bonsai, y todo en mano, comenzar a mezclar los elementos con agua, hasta que la consistencia se vuelva un poco más arcillosa. En este sentido, debes saber que el musgo es el ingrediente sustancial de esta receta, ya que es el que asegura la humedad de la planta, y la hidratación de las raíces, por muy espesa que se vuelva la kokedama.

Luego de ello, coloca la kokedama recién preparada en una maceta, utilizando siempre sustrato lo más seco posible, y a partir de allí, asegúrate de que las raíces queden bien cubiertas, y de que algún elemento biodegradable quede ubicado para envolver las raíces, al menos en los primeros meses de vida de la nueva planta.

 

Vía: La Nación