Lesiones de jardinería: ¿cómo poder prevenirlas?

Aunque siempre oímos hablar de las lesiones de jardinería, es probable que nunca te haya afectado alguna de ellas, pero cada año nos vamos volviendo más viejos y tenemos más chances de que finalmente nos alcancen. De hecho, las lesiones de jardinería suelen aparecer en primavera, y resulta que el invierno es un momento fundamental del año para cuando queremos poder poder prevenir este tipo de situaciones.

¿Cómo cuidarnos de las lesiones de jardinería?

Lo primero que debemos destacar es que cuando queremos prevenir las lesiones de jardinería, tenemos que mantener el ejercicio en las zonas verdes de nuestro hogar incluso en la época del invierno, para que el cuerpo no se enfríe. Entre esas actividades que recomendamos hacer durante el invierno, podemos mencionar algunas como la siembra, la escarda y la recolección de todo tipo de desechos, para mantener el calor.

Lesiones de jardinería
Pixa Bay

Durante el invierno, si vamos a hacer una pausa en las tareas de jardinería, pero con el afán de evitar lesiones, conviene que vayamos de menos a más, apostando por tareas de hasta dos o tres horas sobre la llegada de la primavera. Si ves que aparece dolor, más aún tienes que detenerte, parar una semana y volver, y ya para el próximo año descenderás en la intensidad pero menos para evitarte estos problemas.

Finalmente, algunos otros consejos si encuentras el dolor de las lesiones de jardinería, tienen que ver con compartir las cargas pesadas con algún familiar, cambiar la rutina siempre que sea necesario para dar más descanso entre actividades pesadas, y consultar a un médico al respecto si el dolor sigue conforme pasa el tiempo, sobre todo en algunas zonas en particular de las manos y muñecas.

En cualquier caso, es importante que abandones las tareas de jardinería durante esta parte del año, por mucho frío que haga, como siempre decimos. ¿Te comprometes a seguir con las labores de tu jardín?