Luz artificial para plantas de interior: ¿qué hay que saber?

La luz artificial para plantas de interior es uno de los principales elementos que debemos tener en cuenta cuando queremos vestir alguna habitación o espacio de nuestra casa con diferentes especies que pueden adaptarse a estas condiciones. Ahora, queremos enseñarte qué cuestiones son importantes a tener en cuenta cuando la luz artificial para plantas de interior pasa a ser un asunto de preocupación para nosotros.

¿Qué saber de la luz artificial para plantas de interior?

  • El color: sobre la luz artificial para plantas de interior, se debe señalar que el color es uno de sus principales aspectos, pues se trata sobre todo de replicar las mismas condiciones que estas especies pueden conseguir en la naturaleza. En general, se recomiendan colores como el rojo o el violeta, siendo el primero aconsejable sobre todo para estimular el crecimiento de los vegetales, y el segundo para el crecimiento de la planta en sí misma.
Luz artificial para plantas de interior
Wikimedia
  • La intensidad: la potencia de la luz artificial para plantas de interior es otro de los parámetros a considerar en este tipo de situaciones, dado que cada especie tiene sus propias necesidades en este sentido, y lo que a algunas les es suficiente, hace que otras se mueran. Por ejemplo, hay grandes variaciones entre las necesidades de unas begonias y unas violetas africanas, que con otras que no tienen flores y si gran follaje, y que necesitan más.
  • La duración: y la última de las cuestiones acerca de la luz artificial para plantas de interior que deben interesarnos es la que se relaciona directamente con su duración. El caso aquí es que como la luz del sol no está todo el día disonible para las plantas, no podemos hacer que así sea cuando les ponemos una luz artificial. La recomendación entonces es exponerlas en un promedio de 14 horas, dejándole algunas de descanso cada día.