Macetas borrachas colgantes: ¿cómo se hacen?

El paisajismo es una de las tendencias o actividades que más viene creciendo de la mano de la jardinería, y por eso cuando hablamos de una es muy difícil dejar de hacer referencia a la otra. En este caso, a partir de la utilización que se le viene dando en jardines de todo el mundo a las denominadas macetas borrachas colgantes, una más que bonita forma de hacer que esta parte de nuestra casa quede presentable a la vista.

En efecto, como se puede ver en la imagen que acompaña al artículo, el caso es que las macetas borrachas tienen una apariencia increíble ya a primera vista. De hecho, si has podido verlas ubicadas en la casa de alguien donde no sabías que allí estaban, es muy probable que por un momento te hayas quedado petrificado atento a ellas, puesto que de verdad da la sensación de que se encuentran moviéndose en el aire.

Macetas colgantes

¿Cómo son las macetas borrachas colgantes?

A la hora de pensar en las macetas borrachas colgantes, tenemos que decir que se las llama así cuando estamos en presencia de una pila de macetas inclinadas en la que cada una de las macetas parece descansar en el borde de la que está debajo. Aunque realmente no es así, el caso es que te enseñaremos cómo lograr que todos los visitantes de tu casa se confundan de la misma manera.

La idea es que aprovechemos la ilusión óptica que se genera a partir de esta tabla central, dado que vamos a ir colocando los bordes sobre un poste rígido que las une a todas, como se puede ver en la misma imagen. Por eso, si quieres hacer tus propias macetas borrachas colgantes tienes que ver que es tan sencillo como lo que se ve en la fotografía.

A medida que vas sumando macetas colgantes, las mismas se van volviendo borrachas de forma que generan esa ilusión óptica tan interesante que no podemos dejar recomendarte siempre y cuando quieras ver tu jardín más bello.