Mantén como nuevos tus muebles de jardín este invierno

Tu jardín es ese lugar especial en el cual solo o acompañado podrás vivir gratos momentos. Si tienes una terraza o jardín que deseas convertir en ese espacio único para la relajación o para recibir amigos, sigue las ideas que te vamos a dar y que te ayudarán a completar tu hogar.

Muebles de exterior

Existen bonitos muebles para exterior que destacarán y darán dinamismo a tu espacio, así mismo hay una gran variedad de materiales que podrás escoger con el fin de garantizar su permanencia en el tiempo.

Una buena opción para que puedas darle uso a tu espacio es contar con un buen sofá que invite a usarlo, y si además tienes una adecuada decoración no querrás abandonar ese lugar.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir el mejor sofá?

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de escoger un buen sofá, así como los muebles adicionales es el espacio, de esto dependerá el tamaño y tipo de mueble a comprar. Otro factor importante a considerar es saber para qué quieres usar ese espacio.

Si no eres de invitar a muchos amigos a casa probablemente un único sofá servirá, acompañado de alguna mesita auxiliar y una sutil decoración, pero si por el contrario sueles llevar a muchas personas a casa, tal vez te convendría comprar un sofá modular. Define qué estilo de muebles pretendes, tipos modernos, rústicos, clásicos, y una vez definido tu estilo, comenzar la búsqueda del mueble ideal te resultará más fácil.

Elige algo cómodo, no necesariamente lo elegante o bonito va de la mano con la comodidad, si tienes la oportunidad prueba el sofá, siéntate y experimenta el confort que te ofrece.

Más contenidos recomendados:
Hemos visto... maceteros fabricados con bolsas

Elige un sofá con el material que ofrezca mayores ventajas de calidad, resistencia a la intemperie y al uso, y teniendo en cuenta el tipo de mantenimiento que requiere. Hay diversidad de materiales que puedes usar según tu interés y presupuesto.

Algunos de los materiales más usados en jardines son la madera (debes tener cuidado con la que elijas, algunas podrían no ser tan resistentes), metal, plástico, aluminio, fibras naturales como el mimbre o ratán, y fibras sintéticas, entre otros.

Los colores claros son algo muy tendencioso, deja los colores oscuros para los objetos que formarán parte de la decoración. Escucha la opinión de los expertos, existen variedades de tiendas para muebles que disponen de personal especializado que podrá ayudarte a que tu proceso de compra sea más fácil y efectivo.

De igual forma existen muchas páginas en internet que te muestran en sus catálogos una gran cantidad de opciones, las cuales puedes revisar y comparar según sean tus gustos.

¿Cómo debes mantener tus sofás de jardín en invierno?

Si tus sofás para el jardín están expuestos al sol, a la lluvia y al frío del invierno, es bastante útil que apliques ciertas medidas preventivas de mantenimiento, así evitarás que los mismos pierdan color, se oxiden o se sienta la madera rugosa, con esto lograrás alargar su vida útil.

Dependiendo del material de tu sofá podrás seguir algunos de estos consejos:

Los muebles de madera

Los puedes cubrir con un barniz protector cada cierto tiempo y como parte de su mantenimiento regular les puedes aplicar aceite de teca, esto te asegurará que la madera esté protegida y se siga viendo como nueva.

Más contenidos recomendados:
Flowerbox

El plástico y el aluminio

Es uno de los materiales más fáciles para limpiar, por lo general puedes usar una solución jabonosa.

Fibras naturales

Sus diseños hacen que haya una mayor acumulación de suciedad, por lo cual deben limpiarse constantemente. Si su uso no es frecuente, puedes cubrir el mueble con algún protector hecho a medida.

Metal

Si tu sofá tiene compuesto de metal debes asegurarte que por lo menos una vez al año esta parte sea lijada y barnizada nuevamente, así evitarás el óxido de estas piezas. Si tienes espacio en tu garaje u otro lugar cerrado, te recomiendo que recojas los muebles y los guardes para protegerlos.

Si no tienes la posibilidad de cambiarlos de lugar o pesan mucho para ir moviendo los mismos durante la temporada de invierno, lo mejor es que compres algún tipo de cobertura para tus sofás y demás muebles.