Murales de jardines, poco natural pero bello y efectivo

Analizando como siempre las últimas modas en cuanto a jardinería y paisajismo, he dado en esta ocasión con una alternativa de las más interesantes de los últimos tiempos. Se trata del hecho de utilizar los denominados “murales de jardines” para decorar aquellos sitios en los que el cemento reina, y que si bien no propician el uso de plantas, están especialmente pensados para aquellos espacios en los que no pueden ser cultivadas.

En concreto, es una idea que tiene que ver con que en aquellos sitios donde no contamos con tierra ni los elementos suficientes para plantar árboles o plantas, nos sirvamos de la visual que genera el verde de un jardín, provocando un mural pintado en alguna de las paredes, el cual si está bien logrado, podemos asegurarte que cambiará el ánimo de todos los que se encuentren a su alrededor por esos tiempos.

Murales jardines

El caso es que si nos referimos muy a menudo de los beneficios de la jardinería y el bienestar para las personas cuando se encuentran rodeadas de un entorno verde, también somos conscientes de que en la actualidad, y sobre todo en las grandes ciudades, el espacio para las plantas y los elementos naturales es realmente bastante reducido.

De esta forma, podemos tomar el pincel y entregarnos a la pintura de árboles, arbustos, hierbas de diferentes alturas y colores, lo que no sólo es una terapia espectacular para cuando el producto esté terminado, sino que nos ayudará a conectarnos mejor con nuestro hogar y cada uno de sus espacios, y al fin y al cabo, hacer creer a quienes nos visiten que tenemos un jardín en un sitio donde sería imposible pensarlo.

Murales con plantas reales

Otra buena alternativa, que también viene ganando lugar gracias a la tendencia de la jardinería vertical, es la de los murales con plantas reales, como en la foto que ilustra el artículo. Aunque es evidente que su puesta a punto y mantenimiento es mucho más importante que la de una pintura, la presencia de plantas naturales es reconfortante para nuestro espíritu.