Plaga de la sila: ¿cómo poder prevenirla de cara a la primavera?

La plaga de la sila es sumamente común entre las plantas como los perales cuando se acerca la primavera, y por eso ahora que tenemos aún un poco de tiempo para poder hacerle frente, queremos enseñarte unos buenos consejos con los que de seguro lograrás evitar su presencia, no solo molesta desde lo estético, sino que se puede volver todo un dolor de cabeza si pensamos en que nos arruine los frutos justo cuando están por madurar.

¿Qué hay que saber de la plaga de la sila?

Sobre la plaga de la sila tenemos que considerar en primera instancia que algunos la denominan Psylla piri a partir de su nombre científico, y que como decíamos suele atacar especialmente a los perales, siendo un insecto que a simple vista muchos pueden confundir con los pulgones, pero que va picando la planta poco a poco, de forma que la daña y deja herida de muerte en todos sus elementos: hojas, flores, frutos y brotes, claro.

Plaga de la Sila
Wikipedia

La plaga de la sila, también conocida como “mieleta del peral”, suele aparecer en las próximas semanas, y una vez que se instala entre nuestras plantas también se hace peligrosa para otras especies porque permite que se asiente en la misma zona el hongo negrilla, del que de hecho ya hemos hablado hace poco dejando conocer los principales peligros que entraña para las diferentes plantas que tengamos en el jardín.

Para darte cuenta de la existencia de la plaga de la sila en tu jardín, te recomendamos que en estas semanas iniciales te acerques e intentes observar la presencia de esta especie de pulgones, y si los registras, utilices algún producto químico recomendable. Luego, se pueden notar síntomas como por ejemplo la caída de las hojas sin motivo aparente, como así también que la planta comience a verse más pobre en líneas generales.