Plagas de otoño ¿cómo combatirlas?

En otoño las plagas suelen variar a las que podemos encontrar durante las estaciones más cálidas, por eso en esta oportunidad te informaremos al respecto para que puedas cuidar a tu jardín y así mantenerlo limpio y vistoso pese a las posibles infecciones que el otoño pueda traer a tu jardín. Presta atención y manos a la obra.

¿Cuáles son las plagas más habituales?

En primer lugar es importante saber a qué debemos prestar atención en nuestro jardín para estar alertas a los posibles cambios que puedan alterar la buena salud de nuestras plantas. En este sentido, cuando el otoño comienza a tomar lugar será importante que pasees regularmente por el jardín cuidando de las plagas que podrás encontrar allí en esta época del año, ya que la humedad de esta estación propicia la aparición de ciertas plagas.

plagas-otoño

Asimismo, debes tener en cuenta que las plagas tienden a aparecer cuando las plantas se encuentran débiles por exceso de agua. En este momento, los hongos comienzan a formarse dando lugar a daños irreparables. Por eso, es sumamente importante mantener los cuidados de tu jardín durante todo el año y en cada estación.

Cuidado con las hormigas

Una de las plagas más habituales son las hormigas podadoras y los pulgones. Estos insectos son realmente nocivos para nuestras plantas y muy comunes durante el otoño por eso para combatirlos te recomendamos acudir rápidamente a fungicidas, aunque si tienes un jardín ecológico y deseas trucos para combatirlos no nocivos, entonces deberás dejar que las avispas se alimenten de estos pequeños insectos manteniendo así el equilibrio natural.

Caracoles y babosas

Los caracoles, babosas y limacos son otra de las plagas más comunes que en otoño empiezan a salir. Afortunadamente parta combatirlos no necesitarás emplear productos químicos puesto que existen pequeños y sencillos trucos que te ayudarán a eliminarlos por completo de tu jardín. En este sentido, te recomendamos instalar cebos de lechuga hervida en el terreno durante la noche, ya que es el momento donde más se encuentran estos gasterópodos. Asimismo, otra sencilla acción para combatir esta última plaga es la sal. Pues si por la noche sales a tu jardín y ves caracoles y babosas echándoles un poco de sal lograrás matarlas en el instante.

Fuente: Jardinería Pro