Plantas comestibles que se siembran en otoño

¿Sabías que existen plantas comestibles que deben ser sembradas en otoño? Pues en esta oportunidad te comentaremos cuáles son esas plantas para que puedas pasar la estación más fría del año comiendo sanamente alimentos de tu propia pequeña huerta. Entonces presta atención y manos a la obra.

Plantas comestibles: ¿Dónde sembrarlas?

Como se avecinan los días fríos si sembramos nuestras plantas en el jardín es posible que estas no duren mucho ya que no toleran el abundante frío. Entonces, te recomendamos preparar un espacio donde puedan estar protegidas de las bajas temperaturas ya sea en tu jardín, la terraza o algún invernadero.

perejil-otoño

Asimismo, es sumamente recomendable sembrar estas plantas en macetas, ya que si lo hacemos en sitios abiertos podemos dar lugar a que las plantas invasoras se propaguen por todo el jardín, entre ellas las más conocidas por desparramarse en el terreno son el estragón y la menta, las cuales además se caracterizan por atraer algunas plagas. De modo que para cuidar nuestro jardín y nuestras hierbas comestibles es recomendable y mucho más sencillo colocarlas en macetas.

¿Qué plantas sembrar en otoño?

Teniendo en cuenta estas pequeñas recomendaciones pasamos a comentarte cuáles son concretamente las plantas comestibles que pueden sembrar durante el otoño en tu jardín:

Berro de jardín. Esta hierba debe plantarse en un sitio donde no reciba el impacto directo del sol siendo regada directamente frecuentemente. Una de las ventajas del berro de jardín es que germina rápidamente, de modo que en cuestión de semanas podréis disfrutarlo.

Perifollo. Esta planta debe ser sembrada en un suelo húmedo y amplio. Te recomendamos además, sembrarlo a la sombra y regarla constantemente para mantener la humedad del sustrato.

Perejil. Si quieres sembrar perejil te recomendamos hacerlo en macetas de un mínimo de cinco litros de capacidad. Procura regarlo regularmente y al cabo de solo tres meses podrás recolectar su siembra e incorporarlo a tus comidas.

Tomillo. Esta hierba necesita macetas mucho más grandes que las del perejil. Es decir, deberás sembrarlo en macetas de mínimo diez litros que estén situadas al sol con mucho drenaje, incluso si decides colocarlas en un ambiente cerrado.

Fuente: Jardinería Pro