Plantas de interior ¡Consejos para mantenerlas! -Parte II-

Las plantas de interior, como cualquier otra, necesitan de ciertos cuidados básicos. Si sigues estos cuidados crecerá sin problemas y no morirá en el intento. A veces las temporadas frías, el aire o demasiado sol pueden ser causas de un relentizamiento en tu planta o incluso la muerte.

Las plantas de interior necesitan de algunos cuidados. Dependiendo, además, de la época en la que se encuentren deberás variar un poco estos cuidados. Igualmente si hay algún factor que le influya, también hay que tenerlo en cuenta.

flores
Fuente: Diógenes

Consejos para cuidar las plantas de interior:

9 Abono natural. No hay nada como añadir abono natural a las plantas. Dentro de los abonos naturales encontrarás muy buenos para las plantas los posos del café o del té, restos de cáscara de huevo machacadas o incluso el agua de las verduras. Utiliza poco abono químico y verás qué bien crecen.

10 A la hora de abonar, riega antes. Las raíces pueden resultar dañadas si echas el abono antes de regar la planta. Si tu planta está enferma no las abones, puede que tengas que realizar otra operación diferente.

11 Tierra de jardín. Hay plantas que la toleran, pero como consejo te comento comprar buena tierra para tu planta. La de exterior puede contener enfermedades o plagas o bien semillas de malas hierbas. En las tiendas de artículos de jardín encontrarás todo lo que necesitas.

12 Preparar la tierra. Intenta airear la tierra para prevenir la aparición de plagas y evitar que las raíces se pudran. Para ello solo tienes que remover un poco la primera capa del tiesto. Además esto ayuda a que la planta absorba mejor los nutrientes y el agua recibida.

13 La poda. Es la mejor solución para evitar plagas y que tu planta se ponga enferma. Intenta mantener una estructura bonita de la planta, pero deshazte de hojas y flores muertas.

14 Limpiar las hojas. Es bueno mantener limpias tus plantas del exceso de polvo. Estas partículas impiden a tu especie respirar. Por ello de vez en cuando pasa un paño humedecido en agua tibia o bien con un poco de cerveza en un paño para limpiarlas y abrillantar. Con mucho cuidado realiza esta operación de vez en cuando. Nunca limpies las flores.

15 No cambies la maceta de lugar constantemente. Busca un buen ambiente para que tu planta se desarrolle sana. Solo cambia cuando no tengas más remedio y cuando veas que el ambiente o el entorno de la planta no es bueno porque le de el aire, que de demasiado el sol o que el ambiente sea excesivamente húmedo o seco para ella.

¿Qué otros trucos tienes para cuidar tus plantas? ¿Qué te parecen estos?