Plantas para hacer un jardín medicinal

Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con algunas estupendas plantas para que formen parte de un buen jardín medicinal.

Según el espacio que tengas, añade plantas cuyas propiedades sean medicinales.. puedes hacer un maravilloso paraíso, aunque sea en un lugar de dimensiones reducidas.

Ya sea en el patio, en el jardín o quizás en la cocina o en la terraza.. añade algunas plantas de este tipo y verás que hermoso y práctico queda este jardín vertical.

medicinales

La Albahaca, es una planta muy aromática, convirtiéndose en una excelente opción para plantar en el hogar. Puedes, también, partir de una planta con sus raíces que hayas comprado en el mercado y dejarla crecer bastante.

Ten cuidado que el frío no suele gustarle demasiado y quizás requiere de un poco más de trabajo. Pero con un poco de sol y agua, tendrás una albahaca hermosa, que además de servirte para hacer una ensalada caprese o un pesto, te vendrá de maravillas por su acción digestiva, por su potencial para detener la caída del cabello y mucho más.

El pasto o hierba de trigo es una planta de moda y bastante nueva. Una vez que ha alcanzado un buen volumen, lo puedes usar para hacer el famoso zumo verde de wheatgrass, que es prácticamente clorofila pura y tiene beneficios energizantes, además de ser considerado una especie de súper alimento.

Sin ningún lugar a dudas, una de las plantas medicinales que más propiedades tiene en su haber es el ajo. Lo bueno es que no necesitas de nada fuera de la común para tener un poco de ajo en tu casa, ya que puedes hacerlo incluso desde una maceta y partiendo de una cabeza de ajo comprada en el mercado.

¿Para qué sirve tener ajo? Para limpiar la sangre y combatir la caída de cabello; para bajar la presión sanguínea y para matar infecciones; para . Y así se podría seguir durante unas cuantas líneas más.

No sólo es una especia que irá de maravillas en una salsa, un guisado o unas patatas al horno, sino que también es una planta muy aromática, fácil de cultivar y que te ofrecerá geniales propiedades medicinales.

Lo ideal es comprar una planta pequeña en un vivero (y hasta en alguna verdulería), dejarla crecer y luego llevarla a una maceta o tierra abierta para que crezca. No necesita de mucha agua, pero sí de buena cantidad de luz solar. Podrás usarla para infusiones digestivas, para combatir hongos y hasta contra el acné.

foto: greenplanetparadise