Plantas que requieren pocos cuidados

Una de las cuestiones que no podemos dejar de tener en cuenta a la hora de comprar plantas para nuestro jardín, tienen que ver directamente con los cuidados que cada una de las especies necesitan, de modo que si sabemos que no tendremos demasiado tiempo para dedicarles a las mismas, conviene que nos decantemos por algunas que sin dejar de ser bellas, no aseguran una mejor supervivencia por su propia cuenta.

Por ejemplo, éste es el caso de los helechos, distinguiéndose sobre todo cinco especies de los mismos que pueden ser muy buenas si no les quieres estar encima. Ellas son las de Nephrolepi, Pteris, Adiantum, Platycerium y Asplenium, y entre sus ventajas no podemos dejar de destacar algunas como que no necesitan gran cantidad de luz, y que sobreviven con un poco de humedad en la zona en la que las establecemos.

Otra de las interesantes alternativas que tenemos en estos casos tiene que ver con el palo de Brasil, también conocido por algunos como tronco de Brasil o palo de agua, una planta que cuenta sobre todo con la ventaja de que sólo requiere de ser regada una vez por semana, y que eso le es suficiente para pulverizar todas sus hojas por ese tiempo. Incluso, si está en un sitio húmedo, podemos estirar el riego hasta una vez cada diez días.

Además, otras especies como los cactus han sido históricamente recomendados para este tipo de elecciones, ya que tampoco necesitan ser regados todos los días, y de hecho, cuentan con una enorme variedad de especies, algunas de las cuales incluso tienen flores de distintos tamaños y formas, con lo que nuestro jardín no tiene por qué dejar de verse bello.

Finalmente, otras dos buenas opciones que no queremos dejar de mencionar tienen que ver con las lilis y las afelandras, las cuales pueden otorgar un interesante colorido a tu jardín, con la única necesidad de regarlas cada tres días, y en el caso de las segundas, colocarlas en el interior de la casa en la época invernal.