Prevenir enfermedades en las rosas

cuidados rosas

Todos los que aman la jardinería, tienen la posibilidad tarde o temprano de poseer rosas, que no por nada son las plantas más cultivadas del mundo, pero también es cierto que llegada esta situación, debemos tener en consideración una serie de importantes cuidados que nos permitirán ofrecerle un mejor nivel de vida a esta especie tan particular, con características tan únicas.

En cualquier caso, el hecho es que por más difícil que pueda parecer, cultivar rosas bonitas y fuertes no es una tarea imposible como solemos leer y escuchar en muchos medios, aunque sí es necesario que tengamos algunas consideraciones especiales, porque no se trata de una de esas especies que vayan a cuidarse a sí solas si no les prestamos atención.

En este sentido, lo primero que debes tener en cuenta es que aunque las rosas te gusten más que cualquier otra especie para tu jardín, siempre conviene que las plantes de forma alternada con otras especies, y si tienen características diferentes mejor, ya que ello las hará ver más bellas en principio, y también te posibilitará que las rosas se beneficien de la presencia de las otras.

Además, es importante considerar, de la misma forma, que la prevención es muy importante en este sentido, habida cuenta de que siempre debemos inclinarnos por las variedades más resistentes a las condiciones ambientales de donde habitamos, ya que de ese modo reducimos mucho los cuidados, y cuando las llevamos a casa, los primeros días son fundamentales para su adaptación.

Por otro lado, como se trata de un especie que debe ser podada, es importante que detengas la poda al menos 6 semanas antes de las épocas frías, así la rosa estará más resistente y habrá menos daños causados por el frio, retomando la actividad tan pronto las temperaturas comiencen a subir, aunque el invierno no haya acabado.