Problemas comunes en las plantas de interior

plantas interior

Las plantas de interior se han vuelto cada vez más comunes, sobre todo considerando que se trata de una forma sencilla, natural y económica de poder embellecer algunas habitaciones de la vivienda. De todos modos, conviene que siempre tengamos en cuenta cuáles son algunos de sus principales inconvenientes para poder acatarlos a tiempo, curarlas, y así asegurarnos de que tengan una gran calidad de vida.

Lo primero que debes considerar, si aún no te has decidido a plantar estas especies de interior, tiene que ver con que se trata de un procedimiento bastante simple, siempre y cuando estés atento a las cuestiones más básicas, así que si tienes un poco de tiempo y quieres que tus habitaciones se vean bellas, sólo tienes que seguir estos consejos.

Por ejemplo, las plagas en las plantas de interior son tan comunes como en las plantas de exteriores, y por eso conviene vigilarlas bastante a menudo. Nuestra recomendación en este sentido es que busquemos especialmente por especies como por ejemplo ácaros, pulgones, cochinillas y demás, que dejan sus síntomas a simple vista del ojo humano, de forma que puedas proceder al tratamiento sin más dificultades.

Sin embargo, y aunque creyeras que se trataba de las propias plagas, la verdad es que la primera causa de muerte de las plantas de interior, se encuentra directamente relacionada con la falta de humedad que puede presentar el ambiente, sobre todo en los meses de invierno cuando se cierran las aberturas y se prenden las estufas. Aquí debes estar atento a algunos síntomas como por ejemplo puntas amarillas, hojas marchitas, arrugadas o que se caen.

Finalmente, otros dos motivos de muerte comunes en plantas de interior a los que deberás estar atento, se encuentran relacionados con la exposición directa a objetos emisores de calor, como las mismas estufas que mencionábamos antes, o también la falta o exceso de luz solar a la que se somete a la especie, cuya necesidad es distinta para cada una de ellas.