Problemas de la Flor de Pascua

La Flor de Pascua es una de las plantas más buscadas por las personas que tienen interés en su jardín, y si bien no son difícil de obtener, sí es más complicado poder mantenerlas en buen estado con el correr del tiempo. Justamente por ese motivo es que, a continuación, vamos a plantear algunos de los principales inconvenientes que podemos tener con estas plantas, y las soluciones que aconsejamos en cada caso.

Por ejemplo, si has notado que las hojas de la plantas se encuentran arrugadas y secas, lo que tienes que hacer es tratar de alejar la Flor de Pascua de las estufas a gas que se puedan encontrar cerca, ya que posiblemente haya pequeñas pérdidas, que si bien son inofensivas para los seres humanos, terminan por matar la planta, así que aconsejamos moverlas de habitación, hacia donde no haya estufas.

Luego, si has notado que toda la planta se encuentra caída, una posible solución es evitar que la misma se encuentre ubicada en lugares con corrientes de aire exageras. En estos casos, desde luego, un buen remedio es poder trasladarlas a algún sitio que les brinde un poco de reparo, tras lo cual verás como retoma nuevamente su aspecto de antaño.

Otro de los problemas comunes con estas plantas tiene que ver directamente con que la misma muestre en sus hojas, algunas deformaciones, y la aparición de pequeños insectos de color verde. En ese caso, debes saber que la planta tiene la mosca verde, por lo cual debe ser pulverizada con un insecticida sistémico con pelitre, a fin de eliminarla de una vez por todas.

Finalmente, si las hojas de la Flor de Pascua tienen manchas plateadas, debes saber que lamentablemente la misma ha contraído virosis, de modo que se trata de una enfermedad que no posee curación hasta el momento, y aconsejamos tirarla, de modo que no afecte a las demás plantas.