Regar las macetas de manera eficiente

Regar las macetas requiere de ciertos conocimientos, no es lo mismo que regar las plantas que se encuentran en tierra. Hoy te daremos algunos prácticos consejos para que tus plantas de macetas puedan crecer grandes y fuertes.

Para saber en que momento necesitan riego las plantas de macetas deberás aprender a observarlas. Así aprenderás a detectar síntomas de falta de agua, mira sus flores y sus hojas. Durante el verano es cuando más atento tendrás que estar.

Regar las macetas
Fuente: Santi MB

Los síntomas que nos demuestran una falta de agua son las hojas con un tono apagado, sin brillo, hojas que se abarquillan amarillean y se caen. Por otro lado el síntoma de exceso de agua son las hojas que se ponen amarillas para luego caer.

La manera de saber el grado de humedad del sustrato es, simplemente, meter el dedo y así notar si está húmedo o seco. Una técnica básica pero que dará buenos resultados. Algunas personas prefieren clavar en la tierra un lápiz y ver, al sacarlo, si ha quedado o no mucha tierra adherida a él. Esto permite saber si la tierra permanece húmeda.

En el caso de las macetas de barro o terracota se pueden dar pequeños golpecitos a ella, si suena macizo es que están con la húmedad necesaria. Si suena a hueco requerirán un poco de agua. Quienes tienen mucha experiencia en el tema simplemente levantan las macetas, por su peso de darán cuenta si están con el agua necesaria o requieren algo de riego.

Si a pesar de todos estos consejos tienes dudas acerca de la humedad o sequedad de la tierra no debes preocuparte, en el mercado existen diferentes instrumentos creados para medir la humedad de la tierra, sólo tendrás que clavarlos en la maceta y esperar el resultado. Ten cuidado de clavarlo bien profundo ya que en ocasiones el resultado puede ser equivoco ya que la parte superior de la tierra se seca más rápidamente.