Regar las orquídeas, cuidados que no debemos olvidar

En esta oportunidad seguiremos hablando de los cuidados que debemos tener en el momento de regar las orquídeas. Te aconsejamos leer el artículo anterior sobre el tema en donde, seguramente, podrás evacuar algunas dudas básicas.

Cuando las vayas a regar hacerlo con abundante cantidad de agua cada vez y no con poquita cantidad, deja que el exceso de agua se escurra por la base de la maceta. Es importante que las orquídeas no se encuentran nunca sobre platos donde se pueda acumular el agua, o cuya base esté en contacto continuo con agua. El riego deberá fluir.

Regar orquideas
Fuente: Diego Soua

Verifica bien el tipo de orquídea que posees ya que en algunos casos es necesario evitar el riego durante la etapa de crecimiento y floración, en estos casos puntuales se debe esperar a que la etapa haya terminado.

Problemas con el exceso de agua

Es normal que en relación al riego de las orquídeas se comentan errores involuntarios ya que la mayoría de las personas están acostumbradas a cultivar plantas en la tierra y no sobre la corteza o musgo. Pensemos que el sustrato de crecimiento es muy diferente a la tierra los cultivos de orquídeas deben tener un riego especial. Cuando se es principiante se busca regar la planta de orquídea ni bien se llega a la casa y como el sustrato de crecimiento especial de las orquídeas estará seco unas pocas horas más tarde se la querrá regar nuevamente, esto provocará un excesivo riego y el ahogamiento de la planta.

Si mantienes el sustrato húmedo lo único que lograrás es que las raíces se terminen pudriendo la planta se marchite ya que no podrá absorber el agua necesaria,.

Síntomas del exceso de agua

Planta que luce marchita
Pseudobulbos arrugados, perdiendo el aspecto de una planta sana
Las hojas se empiezan a enrollar y desarrollan notables arrugas
Aparecen zonas ennegrecidas
El sustrato huele agrio o ácido