Remedios caseros contra las plagas

No importa en que zona del mundo vivas, la temperatura a la que estés acostumbrado, el tipo de jardín que tengas o las especies de árboles y plantas que hayas elegido para cultivar, las plagas estarán allí para dificultarte la vida. Sin embargo, y por suerte, existe una buena cantidad de remedios caseros que podemos aprovechar contra estos insectos y semejantes, que en la mayoría de los casos no hacen más que dañar nuestras plantas.

Uno de los trucos más utilizados, por ejemplo, sirve como remedio casero para la eliminación de las plagas. Lo puedes formar siempre y cuando utilices elementos de la casa, como cebolla, azufre y ajo, combinados con tabaco. Lo ideal es hervir en agua todos estos ingredientes, y embotellarlos sin pasar por colador. Déjalo reposar dos semanas, fíltrarlos recién entonces, y se lo aplicas a las plantas, ya que con sus olores algo fuertes, lograrán ahuyentar a estos bichos.

Pero si hablamos de plagas, no podemos dejar de mencionar especialmente los caracoles y las babosas, a las que podemos combatir mediante la utilización de cenizas y sal. Lo que debemos hacer es, luego de alguna parrillada, utilizar las cenizas para ponerlas sobre las plantas, a ver si los animales se alejan y no las comen. Si no fuera suficiente, le agregas un poco de sal, no demasiado, a las plantas, y eso también te ayudará en tu cometido.

Para finalizar, en tanto, debemos señalar un interesante remedio casero para luchar contra ácaros y pulgones, que suelen ser de las peores plagas que podemos encontrarnos en nuestro jardín. Conviene, en estos casos, realizar una potente mezcla de agua y jabón, y aplicársela a las plantas, recubriendo tanto sus tallos como sus hojas, entre otros, lo que te permitirá quedarte tranquilo de que las plagas no volverán, evitándote esos feos agujeros en las hojas.