La Thuja, el árbol de la vida

Entre todas las opciones que los amantes del paisajismo tienen a mano, una de las que se ha vuelto más popular en los últimos tiempos es la denominada Thuja o “tuya”, como se la llama en algunos otros sitios. En cualquier caso, se trata como decíamos de uno de los coníferos más buscados por los arquitectos y paisajistas hoy en día, así que más allá de su aspecto, vamos a analizar sus principales características.

Lo primero que debemos considerar acerca de la Thuja, es que se ha ido haciendo famosa con el tiempo por ser uno de los pinos ornamentales que menor cantidad de esfuerzo nos requiere a la hora de pensar en su mantenimiento. Incluso, lo mejor del caso es que con poca intensidad en su cuidado igual se ven frondosos, y muy verdes sobre todo.

Thuja

Luego, tenemos que saber que en la naturaleza existen cinco especies dentro del género Thuja, por lo que si queremos poner algunos de sus ejemplares en nuestro jardín conviene que las conozcamos de forma particular. Incluso, lo normal es que en cada ciudad o región del mundo se hayan generado variantes perfectamente adaptables a las condiciones locales.

Principales características de la Thuja

Ya si pensamos en las principales características de la Thuja tenemos que mencionar en primera instancia que se trata de un pino de crecimiento lento, aunque también resistente y fuerte. Es ideal cuando no queremos utilizar paredes en nuestro jardín, ya que nos permite generar un follaje espectacular, a través del cual se ve poco y nada.

Cuidados más importantes

Finalmente, a la hora de pensar en los cuidados más importantes relacionados con la Thuja, no podemos dejar de mencionar algunos como ir eliminando las hojas de la parte inferior de la rama, y mantener la humedad de la tierra, para que las raíces sean lo más saludables posible.