Tipos de jardines y sus cuidados

Si nos ponemos a pensar en la enorme cantidad de variantes de jardines que existen en la actualidad, debemos tener en cuenta siempre algunos de los elementos que permiten diferenciarlos unos de otros. Por ejemplo, en este sentido, se deben destacar los materiales que los componen, como los que están hechos por el hombre o los naturales, a fin de luego, poder aplicarles a cada uno los cuidados que realmente requieren.

En este mismo orden, no se puede dejar de tener en cuenta que si bien los jardines de tipo universal se basan en las plantas, hay variantes de los mismos que apenas las utilizan, como las orientales en, y mediante la acción de la jardinería, con sus variantes específicas, es que nosotros debemos cuidar de mantener en perfecto estad todos los componentes que hacen a nuestro jardín.

Por ejemplo, no podemos dejar de lado que existen algunas variaciones de jardines pocos comunes, sobre las que estaremos hablando particularmente en el futuro, y que están relacionadas con los de tipo aromático, rústico, formal, informal, chino, miniatura, alpinos, italianos, geométricos, japonés, de agua, y otros, por lo que las posibilidades en este sentido son realmente infinitas.

Volviendo a los jardines japoneses, seguramente los que más destacan de entre todos los anteriormente nombrados, debemos decir que uno de los elementos de cuidado que no podemos llevar a cabo es la poda, ya que la misma se encuentra prohibida para este tipo de jardines, a menos de que se busque ofrecer una vista geométrica a las personas que observan los jardines. Para recortar las plantas, en estos casos, se utilizan los ancestrales principios de Shakkei.

Pero más allá de las particularidades en los cuidados de cada jardín, existen algunos elementos comunes a todos ellos, como por ejemplo las lombrices, que no podemos dejar de destacar para ningún tipo de jardín, teniendo en cuenta que ofrecen a nuestras plantas beneficios como airear la tierra, segregar abono que mejora su crecimiento, y demás, siendo inconveniente su presencia para una mínima cantidad de especies en el mundo.