Trampas caseras para moscas y mosquitos ¡Líbrate de ellos!

Hay trampas caseras que puedes crear para librarte de moscas y mosquitos que, a veces, invaden los hogares. Si tienes plantas o un jardín es probable que estos amiguitos los visiten. Al igual que si tienes agua en un estanque es posible que a los mosquitos les encante.

De todas formas es bueno saber de algunas trampas caseras para librarte, al fín, de estos indeseables huésped. En otras ocasiones no hace falta tener ni agua, ni jardín o flores, para que te visite una colonia de molestas moscas. Sobre todo a la hora de comer, es cuando más podrás verlas.

trampas caseras
Fuente: Marcelo César Augusto

Trampas caseras para moscas y mosquitos

Materiales

– 1 botella de plástico de uno o dos litros

– agua 3/4 de litro.

– 4 cucharadas de azúcar

– 1 sobre de levadura

– Cinta negra de plástico (también sirve la cartulina)

Pasos

Coge la botella y córtala por la mitad, más o menos. Puedes utilizar unas tijeras o un cúter para ello. La parte de la boquilla o el embudo, no la tires ya que será parte de esta trampa.

Después calienta el agua sin cloro. Para ello puedes dejar un cubo de agua durante dos o tres días, en la terraza y luego utilizar la misma para hacer la trampa. Pero para acelerar el proceso, es una idea hervirla durante 10 minutos. Es importante utilizar agua sin cloro, sino no tendrá efecto la trampa.

Cuando el agua haya hervido, añade cuatro cucharadas de azúcar y mueve un poco todo. Después deja que se enfríe. Cuando el agua esté a temperatura ambiente, echa el sobre de levadura.

Para preparar bien la trampa, ahora has de trabajar con la botella. Coge la base y no la parte de la boquilla. Ahora cubre el recipiente con un cinta negra o incluso un calcetín. Otras alternativas es tapizarlo con cartulina negra. Todo menos la parte de arriba. Procura asegurar todo bien, para que no se caiga lo negro que hayas puesto.

Una vez listo el envase, coge la boquilla o el embudo restante y coloca boca abajo, sobre el recipiente tapizado en negro. La boquilla ha de estar en vertical mirando hacia abajo. NO pongas la tapa. Esto también hay que asegurarlo con un poco de cinta.

Ya está la estructura de la trampa hecha, ahora solo tiene que agregar la mezcla de agua y azúcar, con levadura. Esta mezcla hará que las moscas y mosquitos se interesen y vayan directamente… pero luego ¡sorpresa! no podrán salir. Si han caído en el agua, no podrán salir y si aún no lo han hecho es posible que no den con la salida, ya que es un embudo estrecho.

Esta idea es una de las mejores, dentro de otros tipos de trampas, ya que elimina a a las moscas. NO es un repelente, es una trampa ¿Qué te parece? ¿Alguna vez has hecho este tipo de trampas?