Trucos para que tu césped sea una alfombra

cesped alfombra

La imagen es repetida. Estás viendo televisión y un personaje de tu serie favorita sale al jardín de su casa y te encuentras con que su césped se parece a una alfombra, y comienzas a preguntarte qué es lo que estás haciendo tú mal como para que no te suceda lo mismo. Pues bien, existen algunos pequeños detalles de jardinería que conviene tener en cuenta en este sentido para lograr un mejor aspecto del césped.

El primero de ellos, por ejemplo, es bastante concreto, y tiene que ver directamente con la necesidad de evitar siempre los abusos de fertilizante, de modo que aunque tengas muchas ganas de abonar el terreno por el calor que hace, conviene que seas prudencial, de forma que no te pases con las cantidades, ya que eso puede acarrear la llegada de una mayor cantidad de malas hierbas, plagas, y otros elementos perjudiciales para el jardín.

De la misma forma, no queremos dejar de recomendarte que apuestes por intentar lograr que el césped se ponga más espeso de lo que es en estos momentos, considerando que para lograr este efecto, lo que puedes hacer es sembrar las superficies menos pobladas, de forma que vaya adquiriendo mayor firmeza.

Ahora bien, todo es muy bonito hasta aquí, pero llega un momento en el que es imposible no podar el césped, y es entonces cuando recomendamos directamente que te fijes en la variedad que posees en casa, y que lo hagas una vez cada 15 días, como mínimo. A partir de junio, si fuera por nosotros, conviene incluso que aumentes la frecuencia a una vez por semana, ya que de esa forma crecerá más firme.

Pero en cuanto al corte, no depende sólo de cuándo ni cuánto, sino también de como, y al respecto debemos señalar que tienes que limpiar bien el césped con un rastrillo antes de cortarlo, eliminando hojas, ramas, piedras, alambres y todo lo que pudiera llegar a dañarlo si quedara entre las cuchillas de la máquina que utilizas.