Una especie de invierno: Lantana

La especie conocida vulgarmente como Lantana, Bandera española, Banderita española, Confite, Frutillo recibe el nombre científico Verbenaceae. Es una especie de invierno que puede alcanzar el metro o metro y medio de altura. Se caracteriza por contar con un rápido crecimiento.

Sus hojas simples llegan a medir hasta 10 centímetros de largo, su ápice es agudo o acuminado y sus bordes son dentados. El haz de la hoja es de un particular tono verde oscuro que al tacto es áspero, el envés es más claro. La planta de Lantana tiene un particular aroma, muy característico.

Una especie de invierno
Fuente: Martin Le Bar

Las flores se presentan en grupo densos, cada una de los flores tiene 2 a 3 centímetros de diámetro y un pedúlo de hasta 4 centímetros de largo.

En un comienzo son de color amarillo, pasando por el anaranjado hasta convertirse en rojas. Muchos las conocen como las flores de los tres colores.

Encontramos varias especies: ‘Flava’ (cuyas flores son únicamente amarillas), ‘Mutabilis’ (especie cuyas flores empiezan siendo blancas pasando luego a ser amarillas y más tarde rosáceas), ‘Victoria’ (flores de tono blanco con el centro amarillo), etc.

Debe ubicarse la planta a pleno sol, si bien también se adapta a sitios de semisombra. Puede ser muy sensible al frío. El clima ideal es tropical y mediterráneo. Puede adaptarse a todos los suelos, si bien prefiere los terrenos que estén correctamente abonados. En términos generales podemos decir que es una planta de fácil cultivo.

Puede soportar la sequía, por esa razón es una planta que se la puede ver en jardines secos. Cuando termina el verano se tienen acortar las ramas a la mitad para lograr una planta más compacta.

Se multiplica por semillas plantadas entre los 16 y 18 grados o por esquejes leñosos obtenidos cuando termina el verano o después de la etapa de floración.