La Zinnia: una flor complementaria ideal para tu jardín

La Zinnia, cuyo nombre completo es “Zinnia Elegans” es una preciosa flor ideal para usarla como complemento a otras plantas de gran altura en tu jardín. Esta flor, con un nombre muy bien otorgado por su belleza y elegancia por un botánico alemán puede ser utilizada para cuidar tu jardín y ofrecer un ambiente distinguido y prolijo.

¿Cómo es la Zinnia?

La Zinnia es una bella flor que representa los pensamientos de los amigos ausentes, según se dice en cuanto a las creencias de las flores. Su belleza, puede encontrarse en una gran variedad de colores, desde el violeta o crema hasta el rojo y amarillo. Sus tonalidades, otorgan intensos colores que darán a tu jardín un toque muy especial de viveza y esplendor.

zinnia

Además, si quieres hacer a alguien un regalo especial, con la Zinnia podrás hacer preciosos ramos puesto que las flores cuentan con dos coronas de pétalos que hacen que se distribuyan de manera triangular, espesando la imagen y dejando apreciar aún más sus colores.

¿Cómo cultivar la Zinnia?

El cultivo de esta flor es realmente fácil. Deberás contar con suelos lo suficientemente húmedos y bien drenados para que durante el día reciban una buena dosis de sol. Debes tener en cuenta que la acidez natural del terreno no perjudica a esta flor, aunque es conveniente para su óptimo cuidado enriquecer la tierra con abono orgánico.

Para plantarla en tu jardín, primero debes germinar las semillas y al cabo de una o dos semanas (procura que sea al finalizar el invierno), podrás sembrarla en una maseta. Luego de uno o dos meses la planta crecerá lo suficiente para trasladarla a plena tierra y con el paso de unas ocho o diez semanas comenzarás a notar los primeros capullos que emergen en primavera.

1 Comentario

Comments are closed.