13 Razones para instalar una Pérgola Bioclimática en tu terraza o jardín

Hay muchas razones para instalar una pérgola bioclimática en tu terraza o jardín. De hecho, los fabricantes de pérgolas Vitroglass nos cuentan hasta 13 motivos de peso sobre este tipo de cerramiento tan versátil. Sobre las pérgolas cabría destacar factores como su diseño, su adaptabilidad o lo prácticas que pueden llegar a ser. Esto y mucho más es lo que vamos a ver a lo largo de este artículo.

Motivos para poner una Pérgola Bioclimática en exteriores

Los amantes de los exteriores estarán de acuerdo con el hecho de que una pérgola bioclimática es un gran añadido a cualquier jardín, terraza o ático. Como se trata de un cerramiento parcial, no se limita en absoluto el disfrutar del aire libre. Sin embargo, se consiguen prácticamente todas las ventajas de un cerramiento completo, con algunos extras. Específicamente, las principales ventajas de instalar pérgolas bioclimáticas son:

  1. El techo se puede abrir y cerrar.
  2. Te protegen del clima.
  3. Puedes controlar la sombra.
  4. Poseen sensores inteligentes.
  5. Mejoran la ventilación.
  6. Puedes añadir complementos para ahorrar espacio.
  7. Se pueden combinar con estores, telas y cortinas de vidrio.
  8. Aportan una barrera extra de seguridad.
  9. Permiten aprovechar el espacio todo el año.
  10. Puedes crear ambientes únicos.
  11. Su diseño es personalizable.
  12. Son robustas y duraderas.
  13. No requieren hacer obras.

1. El techo se puede abrir y cerrar

La característica más notable de las pérgolas bioclimáticas es que las aspas que poseen son móviles. De este modo la pérgola puede pasar a ser un cerramiento de techo, con toda la versatilidad que esto aporta. Para mayor comodidad, su funcionamiento es automático. Basta con apretar un botón y puedes controlar el grado de apertura de la pérgola bioclimática a tu gusto.

2. Te protegen del clima

Cuando están cerradas, las aspas de las pérgolas bioclimáticas se sellan entre sí, dando lugar a una cobertura impermeable. De este modo te protegen de la lluvia, el sol, el viento excesivo, el granizo o la nieve.

3. Te permiten controlar la sombra

Por el contrario, como puedes controlar el grado de apertura como desees, puedes controlar la cantidad de sombra bajo la pérgola. En días excesivamente calurosos puedes cerrarla por completo y en fechas más templadas puedes abrirla para que disfrutar de los rayos del sol.

4. Poseen sensores inteligentes

Una de las mejores razones para instalar pérgolas bioclimáticas es que se pueden poner sensores inteligentes. Esto significa que se pueden configurar para que:

  • Detecten un exceso de sol, lluvia o viento y se cierren.
  • Se abran en caso de estar soportando mucho peso por la acumulación de nieve, agua u hojas.
  • Las aspas sigan al sol, limitando la entrada de rayos al máximo sin perder por completo la luz y la ventilación.

También se pueden configurar con apps para controlarlas a distancia o configurar su apertura o cierre en una hora concreta.

5. Mejoran la ventilación

Al controlar la apertura de la pérgola puedes aprovechar la posición de las aspas para mejorar la ventilación. Esto es especialmente útil en días excesivamente calurosos. Esta función también es estupenda en caso de que haya vientos huracanados, ya que al abrir las aspas la pérgola ofrece menos resistencia y se mantiene mucho mejor sujeta al suelo. De este modo se evita el desgaste que se pudiera generar.

6. Puedes añadir complementos y ahorrar espacio

Las pérgolas bioclimáticas admiten complementos muy útiles. Por ejemplo, se puede instalar con Iluminación integrada. Así ahorras mucho espacio y evitas tener que tirar cables para poner lámparas. Otro complemento muy interesante es el nebulizador, un dispositivo que rocía agua en diminutas gotas similares al vapor de forma periódica. De este modo se refresca el ambiente con un agradable rocío.

7. Se pueden combinar con estores, telas y cortinas de cristal

Las pérgolas bioclimáticas son, en esencia, una estructura. Esto las hace ideales para combinar con estores y telas colgantes. Aunque, probablemente, la mejor combinación que ofrecen es con las cortinas de cristal. De este modo puedes crear una sala que, en caso de necesidad, está totalmente cerrada. Por el contrario, siempre puedes seguir disfrutando del exterior al abrir las cortinas y el techo.

8. Aportan una barrera extra de seguridad

Al poner cortinas de cristal, la pérgola puede actuar como una barrera extra de seguridad para el hogar o el negocio si está contigua a alguna pared del inmueble. Dado que se convertiría en un cerramiento completo podrías incluso instalar alarmas dentro de la pérgola.

9. Permiten aprovechar el espacio todo el año

Con o sin cortinas de cristal, la cubierta que ofrecen las pérgolas bioclimáticas favorece que puedas utilizar ese espacio cuando lo desees. Evidentemente, combinado con cortinas será mucho más cómodo.

10. Puedes crear ambientes únicos

Otra de las mejores razones para poner pérgolas bioclimáticas es que permiten crear ambientes únicos y especiales. Una estructura siempre da una sensación de cobijo y confort muy distinguido. Además, su acabado moderno se integra a la perfección en jardines de todo tipo. Quizás donde mejor atmósfera generan es frente al mar, aportando un atractivo toque mediterráneo. Sin embargo, son igual de sugerentes en áticos de ciudad o en terrazas a pie de calle.

11. Su diseño es personalizable

Aunque la mayoría se decantan por el blanco como color predilecto a la hora de poner pérgolas bioclimáticas, hay que destacar que su diseño es personalizable. Admiten toda la gama de colores RAL y todo tipo de acabados y texturas. Desde un sofisticado mate pulido hasta un llamativo satín. Para los que buscan algo más discreto, también existen texturas con imitación madera o piedra. De este modo se pueden integrar con cualquier tipo de estilo, como el rústico.

12. Son robustas y duraderas

Pese a su aspecto elegante y ligero, las pérgolas bioclimáticas son especialmente robustas. Su anclaje al suelo se asegura de modo que no se muevan lo más mínimo. Por otro lado, es una estructura flexible capaz de soportar cambios bruscos de temperatura sin ver afectada su integridad. Además, como las aspas se pueden configurar para que detecten eventos atmosféricos concretos y se abran o cierren según la necesidad, no sufren tanto estrés por culpa de la lluvia, el viento, etc.

13. No requieren hacer obras

Como colofón final, cabe añadir que las pérgolas bioclimáticas no suelen exigir hacer obras. Normalmente basta con disponer de un espacio llano al que anclar las columnas. Por lo tanto, su instalación es rápida y limpia. Lo único que puede exigir algo más de preparación es el cableado eléctrico, aunque normalmente se tira un cable que se disimula con un protector o un embellecedor.

Por qué instalar una Pérgola Bioclimático en tu hogar o negocio

Como ves hay todo tipo de razones para instalar una pérgola bioclimática en tu hogar o negocio. Son fáciles de instalar, personalizables y muy versátiles. Además, generan un ambiente único que ningún otro tipo de cerramiento es capaz de ofrecer. Por no hablar de las posibilidades que aporta el combinarlas con otros elementos. Sea como fuere, si quieres que tu espacio exterior tenga ese toque extra, pon una pérgola bioclimática.

Ir arriba