5 ventajas de la iluminación solar para tu jardín

Las noches de verano son el momento ideal para disfrutar del jardín del hogar acompañado de amigos o familiares. La cuestión aquí es saber como alumbrar esa zona. Entre las opciones que nos podemos encontrar, una de las más sencillas es apostar por la iluminación solar que nos ayuden a crear un ambiente muy especial. Si no estás muy convencido de ello, mira las cinco ventajas de utilizar este tipo de iluminación que ha publicado Leroy Merlin.

¿Cómo funciona?

Una lámpara solar consta de tres partes: panel solar, para transformar la energía del sol en electricidad, un sistema de almacenamiento de energía y un sistema de iluminación que proporciona la luz.

Encontrarás dos tipos de iluminación, la ambiental y la decorativa, según donde quieras colocarlas y según el ambiente que quieras conseguir, deberás elegir unas u otras o combinarlas.

5 ventajas de la iluminación solar para exteriores

Veamos a continuación las cinco ventajas que ofrece el uso de la iluminación solar en exterior.

No necesitan instalación

La iluminación solar, como bien indica su nombre, emplea energía solar para funcionar, por lo que no necesita cableado ni enchufes y puedes colocarlas en cualquier sitio, siempre y cuando puedan recibir radiación solar durante el día.

Reduce el consumo eléctrico

Como funciona con energía solar suponen un importante ahorro en la factura de la luz. Podrás dejarlas encendidas toda la noche sin pensar en el gasto.

Gran autonomía

Las lámparas solares pueden permanecer encendidas de 3 a 6 horas o incluso más, en función de la batería que tenga el modelo en cuestión. Cuando mayor sea la capacidad de la batería (mAh), más tiempo de emisión de luz ofrecerá la lámpara.

Más contenidos recomendados:
¿Cómo cultivar romero en nuestro huerto?

En esto también influye la intensidad de la luz, pero existen modelos en los que se puede regular la intensidad para conseguir que la batería dure más tiempo.

Ecológicas y sostenibles

Como emplea una fuente de energía natural y renovable es una opción totalmente sostenible. Las lámparas solares disminuyen de forma considerable la cantidad de contaminantes que afectan a la atmósfera: por cada 20kW absorbidos por los paneles solares se evita el consumo de 10 kg de CO2 al año.

Más seguridad

Sin cables, enchufes ni electricidad, la iluminación solar es la más segura para niños, adultos y mascotas. Puedes colocarlas cerca de cualquier zona húmeda del jardín sin riesgo de electrocución.