Boda en invierno: tres flores a escoger

El año avanza, y es muy probable que en poco tiempo nos encontremos con el tener alguna boda en invierno, así que si el jardín de tu casa ha sido el sitio elegido para que se lleve a cabo, no deberías dejar de tener en cuenta estos próximos consejos acerca de las mejores flores que podemos escoger para la decoración, una idea realmente buena porque tendremos todo prolijo y bello, y no gastaremos tanto dinero, claro está.

Las mejores flores para una boda en invierno

Por supuesto, lo primero que debemos tener en cuenta es que si vamos a ser protagonistas de una boda en invierno, en el jardín o en alguna parte de la casa, las decoraciones pueden venir por el lado de las flores. En efecto, no todas son recomendables en esta época del año, muchas de ellas porque son difíciles de conseguir, y otras porque en realidad tampoco tienen algo que ver con las temperaturas frías a nivel estilo.

Boda en invierno flores
Wikimedia

Por ejemplo, si tienes una boda en invierno te recomendamos en primera instancia las anémonas, considerando que son realmente muy utilizadas en los ramos de novia de invierno. Una de las razones que las hacen tan recomendables es que su nombre proviene de la palabra griega cuyo significado es viento, y las hay en muchas tonalidades diferentes.

Luego tampoco podemos dejar de mencionar otra a la que llamaremos por su denominación científica, la llamada “Lisianthus”, que podemos hallar en dos colores especialmente buenos para cuando tenemos una boda en invierno. Estamos hablando del morado y el cala, y en algunos sitios también se las conoce como eustoma, o “cara bonita”, también del griego.

Por último, imposible dejar de recomendar para una boda en invierno el Ranúnculus, un nombre bastante extraño pero del cual hay que decir que se usa para denominar a una flor realmente bonita, que a fin de cuentas es lo más relevante. Lo bueno de su caso es que tiene un color blanco límpido realmente precioso, además de soportar las temperaturas bajas sin problemas.