Características de la Lagunaria

Lagunaria

Con la llegada del verano en la parte norte del planeta, nos encontramos con una serie de cuidados que debemos tener para con nuestras plantas a fin de que las mismas accedan a una buena calidad de vida, sorteando elementos como las altas temperaturas, la alta humedad en algunos casos, las inundaciones, y también el riesgo de sequía, que se ha vuelto más común que antes en muchas zonas de España.

Por eso, desde hace un tiempo a esta parte, son muchísimos los amantes de la jardinería que se han mostrado interesados en la posibilidad de adquirir plantas que puedan resistir los momentos de sequía sin demasiadas dificultades, y entre todas ellas, una de las más recomendables es, indudablemente, la Lagunaria, un árbol originario de Australia, que crece rápido y puede alcanzar hasta 15 metros de altura.

Esta planta tan llamativa, que llegó a España hace cerca de una década, cuenta con dos características que le hacen estar entre las más buscadas a nivel nacional en esta parte del año, considerando que no sólo tiene una adaptación espectacular a los momentos de sequía de la temporada, sino que apenas requiere mantenimiento, por lo que no debemos estar pendientes de sus necesidades.

Otra cuestión muy interesante, para los amantes de los jardines bellos, es que la Lagunaria patersonii como se la conoce científicamente, posee unas hojas de color verde oscuro con una forma muy llamativa, que quedan impecables en cualquier jardín. Además, al tratarse de una especie perenne, puedes estar seguro de que sus hojas permanecerán allí durante todo el año.

Por lo demás, la Lagunaria puede cultivarse en todo tipo de suelos de buen drenaje, incluso los secos, tolerando sin problemas temperaturas que apenas si superen los 0º C, algo que muy pocas pueden decir. Incluso, si quieres que se desarrolle mejor, colócala en un sitio a donde llegue bien el sol, y ya verás como crece.