Césped artificial como alternativa sostenible al césped natural

Un césped de gran tamaño provoca un importante impacto negativo debido a la gran cantidad de agua que se requiere para su mantenimiento durante todo el año. Hay estudios que muestran como una familia puede consumir más de 25.000 litros de agua dedicados únicamente al riego del jardín. A esto habría que sumarle el consumo eléctrico para ello.

Concienciación social

A gran escala, esto provoca consecuencias aun mayores para el medio ambiente. El problema se soluciona con la responsabilidad social y toma de conciencia de las empresas, buscando un cambio sostenible en la producción de alternativas acordes con el cambio climático y los recursos disponibles. La instalación de césped artificial deportivo supone un cambio importante en cuanto al mantenimiento, y si bien es cierto que la producción puede tener mayor impacto que el césped natural, si los materiales con que se produce son reciclados y su proceso productivo es responsable con energías renovables, el impacto es casi nulo.

Los deportes que encabezan la lista de no sostenibles son los que mayor superficie verde dedican, y son también los más exigentes con el resultado final y la estética de sus campos, pero esto no implica que no se pueda encontrar, por ejemplo, el mejor césped artificial para fútbol, o que los enormes campos de golf se puedan adaptar a esta nueva realidad, sobre todo en lugares donde las condiciones climáticas no son las más adecuadas para hierba natural. Cada vez es mas común pensar en el césped artificial en el golf. Muchas de las empresas o particulares que se plantean el cambio, no conocen el funcionamiento de este nuevo suelo, por lo que Sumigran ofrece ayuda y consejos sobre césped artificial, para conseguir aún mayor durabilidad y un deterioro mínimo.

Otro de los deportes punteros actualmente es el pádel, que también utiliza pistas verdes, aunque con un formato algo diferente, ya que la pista sufre mucho más que otros deportes y debe ser más resistente. En este caso sí es más común, el césped artificial para pádel es la alternativa por la que se ha optado en muchas pistas de competición. Es el ejemplo del nuevo cambio que se está viviendo en los deportes de hierba.

El cambio no solo se debe hacer a gran escala, sino de forma individual. En muchos jardines de viviendas particulares este cambio de natural a artificial supone un ahorro para el consumo, y facilidad para el mantenimiento, aunque muchas son las dudas que aún surgen, como cuál es el precio de césped artificial, con qué productos debo mantenerlo, si es peligroso para animales o niños, al igual que ocurre con muchos otros cambios, a la vez que se vaya generalizando la implantación del césped artificial, estas dudas se irán resolviendo.

Ir arriba