Césped de verano: ¿Largo o corto?

El cuidado del césped durante el verano es algo que debemos tener muy en cuenta si pretendemos que nuestro jardín luzca bonito y saludable. Por eso, en esta oportunidad te daremos algunos consejos que te serán muy útiles para cuidar tu jardín manteniendo el césped en óptimas condiciones.

¿Con qué frecuencia corto el césped en verano?

Durante el verano el clima es muy diferente, por lo que nuestro césped requerirá otro tipo de cuidado al habitual. En este sentido, durante la estación calurosa lo recomendable es cortar el césped una vez por semana. Mientras que en invierno se recomienda cortarlo solo una vez al mes. Y durante otoño y primavera dos o tres veces al mes.

césped-verano
Fuente: PixaBay

 

Consejos de siega

Algunas cuestiones que debes tener en cuenta para mantener tu césped en verano es el tipo de siega que le darás. Por eso, te daremos algunos tips fundamentales que debes tener en cuenta para ello:

  • No cortes el césped cuando esté mojado
  • Corta el césped con las cuchillas bien afiladas
  • Si el césped está demasiado largo, no cortes de golpe todo, sino una medida menos un día y otra medida al día siguiente.
  • Si ha ocurrido un ataque de hongos limpia las cuchillas con fungicida para evitar la propagación de la maleza.
  • Recoge siempre los restos de hierba cortados para evitar la formación de hongos.

¿Qué altura usar en verano?

Si bien todas las personas tienen gustos diferentes en cuanto a la estética del césped, lo recomendable durante el verano es mantener el césped bajito, es decir, bien cortado con una altura aproximada de 5 centímetros. Aunque si cuentas con un césped más fino, la siega deberá ser de uno o dos centímetros en promedio.

De esta forma, las ventajas de tener el césped corto durante el verano tiene que ver con la oxigenación que la hierba recibe en la estación calurosa y el hecho de que gastarás menos agua, puesto que el césped más alto precisa más agua al tener raíces más largas.

 

Fuente: Info Jardín