Cómo ahorrar con el agua de riego

riego plantas

El riego es uno de los principales cuidados que debemos tener para con las plantas, y en tal sentido, considerando la crisis económica sobre todo, puede ser una buena idea intentar ahorrar un poco en la factura de agua que llega al final de cada período. En concreto, aprovechando la salida de la época de más calor del año, queremos enseñarte algunos consejos que te permitirán ahorrar en el agua de riego de tu jardín.

Lo primero que debes tener en cuenta, si es que no has analizado aún la posibilidad de ahorrar de esta forma, es que si lo haces gastarás hasta un 30% menos en agua de riego de lo que normalmente gastas. De aquí a que se vayan las semanas de más temperatura tendrás que agregar a los siguientes consejos, el no regar al mediodía, ya que eso puede quemar algunas plantas, y en líneas generales, resulta perjudicial para todas ellas.

Luego de eso, puedes aprovechar el agua de cocción para regar las plantas, ya que no sólo cuenta con todos los nutrientes lógicos que este elemento de la naturaleza posee, sino que además se suman las propiedades de los alimentos que allí cocinamos, y que hacen muy bien a las plantas. De hecho, verás que las plantas que riegas con agua de cocción salen mucho más bonitas que las otras.

Ya cuando llegue el invierno, otra espectacular alternativa que tienes se encuentra directamente relacionada con colocar cubos para recoger la lluvia de noche en el jardín, y de esa forma guardarla para regar posteriormente las plantas. Otra opción, aún más sencilla, tiene que ver con la posibilidad de sacar las macetas afuera para que se mojen con la lluvia directamente.

Por eso, como para resumir un poco todo lo que estuvimos analizando hasta ahora, resumimos en la necesidad de usar el agua de cocción para regar nuestras plantas, sacar las macetas los días de lluvia, instalar un sistema de riego por goteo, que puede ser una gran inversión, y finalmente, recoger el agua de la lluvia en cubos.