Cómo cuidar los rosales en verano

Durante el verano todas las plantas deben tener un cuidado especial puesto que el calor les afecta de diferente manera, pues algunas lo toleran más mientras que algunas necesitan estar frescas y oxigenadas; por eso, en esta oportunidad te comentaremos cómo cuidar los rosales en verano, de modo que puedas mantener bonito y vistoso tu jardín.

Cuidados especiales para los rosales

Ante todo debemos tener en cuenta que el rosal es una de las plantas que menos cuidados necesita durante el verano, aunque de todas formas, los pocos cuidados que necesita deberán asegurarle una óptima floración para mantenerse en buenas condiciones.

rosales-verano

En este sentido lo primero que debes tener en cuenta para cuidar a tus rosales en verano es procurar que éste no pase sed obteniendo el agua necesaria para hidratar sus raíces, aunque por supuesto debes tener cuidado de no mojar sus hojas o rosas, puesto que con la temperatura del sol y su impacto directo esto podría provocar hongos o incluso quemaduras.

Otra de las cuestiones que debes saber es que durante esta temporada es preciso realizarle a los rosales una poda de limpieza, es decir, luego de la primera floración deberás retirar las flores muertas o marchitas de modo que la planta “enfoque sus energías” en las nuevas floraciones.

Finalmente, otra recomendación importante es que de vez en cuando limpies las hojas de los rosales una por una, procura no hacerlo con abundante agua sino en cambio con un trapo húmedo de modo que puedas prevenir la plaga conocida como “punto negro”. Pues ciertamente, hay este tipo de plantas son muy vulnerables a esta plaga y para resolverlo en caso de que te ataque deberás limpiarlas con una cucharada de bicarbonato de sodio y un cuarto de cucharadita de detergente en cuatro litros de agua.

 

Fuente: Jardinería Pro