Cómo cuidar un nogal

nogal cuidados

Uno de los árboles más hermosos que podemos llegar a tener en nuestro jardín es seguramente el nogal, dado que se trata de una especie que no requiere de demasiados cuidados, además de que ofrece una imagen de fortaleza que es difícil de encontrar en otros semejantes, y con la ventaja incluso para los amantes de los frutos secos, de que podemos llegar a contar con nueces en cualquier momento.

De igual forma, la madera del nogal es otro de los elementos que le hacen ser sumamente buscado, por lo que podrá hasta darnos réditos económicos en esos casos. También es bueno saber, aunque en un sentido mucho más científico, que se trata de un árbol que tiene flores masculinas y femeninas. En el caso de las segundas se produce allí mismo la nuez, que no es ni más ni menos que el fruto que se utiliza para comerse.

En cuanto a los cuidados, lo primero que debes tener en cuenta, es que se trata de un árbol demasiado sensible a las heladas, motivo por el cual si estás viviendo en una zona en la que son comunes, te recomendamos que apuestes por otra especie. En cualquier caso, si habitas en una zona demasiado calurosa, puede que muchas de las nueces que se formen, se encuentren vacías en su interior.

Otra de las cuestiones que se deben considerar en estos casos, es el suelo en donde vamos a cultivar el nogal. Lo ideal en estos casos es que el mismo esté siempre bien drenado, además de que tenga un pH lo más parecido al neutro posible, de igual modo que debemos pensar en el riego, fundamental para que la cosecha de nueces sea realmente buena. Conviene descartar entonces el riego por aspersión en estas situaciones, porque puede enfermedad el árbol.

Finalmente, también es importante que vigilemos las plagas y enfermedades que pueden afectar este árbol, dado que el pulgón o el gusano de la madera o de la nuez son realmente comunes. Incluso, existen enfermedades que se le conocen sólo al nogal, como por ejemplo la bacteriosis, o el “mal negro”.

2 Comentarios

Comments are closed.