Cómo cuidar una enredadera

Cuidar una enredadera es un proceso que lleva poco tiempo si lo tenemos en cuenta todos los días, pero que puede traernos más de un dolor de cabeza si descuidamos a largo plazo, así que a tener en cuenta estos varios consejos.

Cuidar una enredadera 1
Pixa Bay

Las enredaderas, esas amigas olvidadas

Seamos sinceros: muchos de nosotros instalamos enredaderas en casa cuando tenemos alguna pared llena de humedad, o un rincón que no sabemos cómo rellenar, o al que es prácticamente imposible acceder para llevar a cabo sus cuidados. Pero una vez colocada, perdermos de vista todo el proceso de mantenimiento que hace falta en estos casos, así que por eso, vamos a enseñarte a continuación, paso a paso, cómo cuidar una enredadera.

Cuidar una enredadera 3
Wikipedia
Los tutores

Si aún no hemos instalado la trepadora, estamos en el momento ideal para comprender desde el comienzo cómo es posible cuidar una enredadera. Los tutores son una parte fundamental de este procedimiento, y al respecto debemos tener en cuenta que es primordial que estén siempre bien firmes y pegados a la pared. Para ello recomendamos utilizar tarugos y tornillos gruesos, y en caso de que sea necesario, grillas fabricadas especialmente.

El abono

El siguiente paso a considerar al momento de cuidar una enredadera tiene que ver entonces con el abonado, del que debemos decir que siempre que estemos en presencia de una planta nueva, conviene que apliquemos un abono en primavera. Si además estamos en presencia de tierra que destaca por ser demasiado pobre, o tener un drenaje muy rápido, conviene que renueves el abono al menos una vez por año, siempre en esta época.

El riego

Una vez colocados los tutores que guiarán a la trepadora, además del abono que permitirá que tenga un crecimiento acorde a las circunstancias, nos encontramos con la necesidad de saber cómo cuidar una enredadera a partir del riego. Por lo demás, la frecuencia dependerá de la estación del año y el tipo de suelo aunque suelen dividirse en semanales o quincenales, haciendo hincapié especialmente en los dos primeros años de vida para ello.

Cuidar una enredadera 4
Wikipedia
La poda

Seguimos mostrándote cómo cuidar una enredadera, y la poda es otro de sos aspectos que muchas personas suelen perder de vista al cabo de un tiempo. El problema en estos casos es que como sabemos, las enredaderas no siempre tienen un crecimiento parejo. Por eso mismo tenemos que prestarles atención especialmente, y siempre teniendo en cuenta detalles no menores como lo son la época de floración y crecimiento, para aprovechar al máximo los momentos.

Las plagas

Imposible hablar de cómo cuidar una enredadera sin tener en cuenta lo que son las plagas. Sabemos específicamente que las hormigas son algunas de las peores enemigas de este tipo de plantas, y no podemos perder de vista al respecto que la mejor solución posible es efectuar un control periódico al respecto, algo semejante a lo que sucede con las hoyas o palanganas, que debemos vigilar para evitar que afecten a las bordeadoras, como a la absorción de agua y nutrientes.

Protección para el invierno

Aunque es cierto que ahora mismo tenemos suficiente para cuidar una enredadera con todos los elementos que hemos mencionado anteriormente, no es menos real que cuando comiencen a bajar las temperaturas, o si te encuentras en el hemisferio sur, el invierno requerirá de algunas cuestiones un poco más específicas. Para ello podemos observar que muchas tiendas venden redes o arpilleras, y pueden ser una solución interesante en este caso.

Cuidar una enredadera 2
Wikipedia

¿Cómo darles un buen aspecto?

Finalmente, si vamos a hablar de cómo cuidar una enredadera, creemos que es necesario considerar algunos elementos relacionados con el bienestar o el aspecto visual de la planta, elemento no menor si somos obsesivos en este sentido. Algunos de los labores recomendables al respecto tienen que ver con podar siempre, incluso no en podas grandes, todas las partes muertas, enfermas o marchitas que podamos encontrar cada vez que nos acerquemos a la planta.

En el caso específico en el que nos referimos a cómo cuidar una enredadera y darle el mejor aspecto visual posible, debemos decir que el retirar las hojas marchitas no tiene que ver solamente con lo que se puede observar, sino con algo más profundo. Lo que sucede es que de esta forma tendremos la posibilidad de estimular un mayor crecimiento de los brotes nuevos, que además serán más fuertes, más bellos y más duraderos.

1 Comentario

Comments are closed.