Elige correctamente tu enredadera

Gracias a las enredaderas los jardines pueden lucir más amplios visualmente. Al adquirir una de estas plantas trepadoras es necesario tener en cuenta algunos conceptos para que el resultado sea el deseado.

Entre los diferentes factores que debemos tener presente encontramos el clima, suelo, uso que se busca dar, presupuesto disponible para su compra.

Si la especie que elegimos no se puede adaptar al clima en que va a estar de nada servirán todos los esfuerzos que pongamos ya que se verá débil o terminará muriendo. Dentro del clima se deben tener presente parámetros como la luz solar, temperatura, viento y humedad.

Elige correctamente tu enredadera

Su existe mucha sombra en el lugar donde se quiere plantar podremos elegir entre la madreselva, la hiedra o la parra virgen, estas especies tienen la ventaja de desarrollarse perfectamente en sitios donde no abunde la luz. Si es un sitio con mucha luz se aconseja colocar buganvilla, rosa trepadora, bignonias, si estas especies están a plena luz su floración será copiosa.

En los climas seca o en los lugares donde no podamos regar demasiado podremos colocar especies como la bungavilla que puede florecer y desarrollarse con poco agua. En el caso de que la zona sea muy húmeda la clemátides será la mejor opción.

Existen algunas especies que no se deben colocar o exponer en sitios con fuertes vientos, ya que generan que se rompan sus ramas y no lleguen a un buen tamaño. Afortunadamente algunas especies se pueden adaptar a la perfección a zonas con fuertes vientos.

Si tu casa se encuentra cerca del mar el aire tiene un mayor nivel de salinidad en el aire, provocando que las hojas se quemen. Para las zonas de climas alcalinos podemos colocar madreselva, hiedras y pasionarias.

Foto | Flickr