-

¿Cómo cultivar rosas?




Si te gustan las rosas y quieres que estas maravillosas flores formen parte de la decoración de tu jardín entonces presta atención a estos consejos sobre cómo cultivarlas y plantarlas adecuadamente para tener un jardín más bonito con estas bellas flores.

rosas
Fuente: Wikipedia

  1. En primer lugar deberás preparar cuidadosamente la tierra donde plantarás el rosal. Es recomendable poner tierra fresca en los recipientes de vivero de plástico y regarlas frecuentemente hasta que esté listas para ser plantadas.
  2. A continuación, deberás elegir la planta de rosa de la que quieres crear nuevos rosales. Procura que esta se encuentre completamente sana y floreciendo libre de infecciones u hongos.
  3. De la planta elegida deberás cortar una sección del tallo de aproximadamente 15 o 25 centímetros de largo. Además, debes tener en cuenta que el tallo ideal debe contar por lo menos con un pimpollo a punto de abrirse y varias hojas maduras de una parte recta del tallo.
  4. Seguidamente, deberás remover las hojas de la parte de abajo del tallo de modo que se vean dos o tres nódulos en el tallo. Los nódulos de las hojas serán próximamente el sitio donde crecerán las raíces.
  5. Ahora deberás sumergir el final de la punta que has cortado en la hormona de las raíces con el fin de alentar rápidamente el crecimiento. Ten en cuenta que solo la parte del tallo que estará enterrado debe ser sumergido en la hormona.
  6. Con la ayuda de un lápiz realiza un agujero en la tierra que preparaste previamente para luego introducir el tallo. Es importante no empujar el agujero con el tallo para no dañar con la fuerza la delicada capa del tejido que lleva los nutrientes hacia arriba por el tallo. Asegura el tallo presionando cuidadosamente la tierra de la base sobre el tallo.
  7. El siguiente paso consiste en colocar una bolsa de plástico grande la cual actuará como vivero para promover la humedad y calor mientras poco a poco las raíces comienzan a formarse.
  8. Luego de sellar la bolsa colócala en una zona tibia aunque fuera del impacto directo del sol puesto que sino podría quemarse el rosal. De vez en cuando rocía la planta con frecuencia para conservar elevado el nivel de humedad.
  9. Al fin de tres o cuatro semanas el rosal ya estará listo para vivir por sí misma. Cuando gustes podrás trasplantarla a tierra firme y así disfrutar de los futuros pimpollos que darán lugar a bellas rosas.
Más contenidos recomendados:
Los secretos de cultivar orquídeas (Parte III)
Más contenidos recomendados:
La “Flor del Corazón”

Fuente: El How en Español


a3f56ac186835e0844f74b3a85f00106?s=96&d=retro&r=g
Augusto
Augusto Baldi. 24 años. Argentino. Estudiante de Periodismo y Comunicación social. Apasionado de la tecnología, los viajes y el deporte. Web | Twitter | Google+

Lo último...

Consejos para el cuidado de tus geranios esta primavera

El geranio es una de las plantas que más proliferan en los hogares ya que no requiere de mucho mantenimiento. A esto hay que...

Diseña paredes originales decorando con papel pintado

A la hora de decorar las paredes de nuestro hogar, lo más habitual es elegir un color y pintarlas, pero hoy en día es...

La evolución de las plantas, una fuerza generadora de bienestar

Las plantas han tenido, y tienen, una gran importancia a lo largo de toda la historia de la humanidad. Ellas han contribuido a proporcionarnos...

Hortalizas que necesitan sol para su cultivo

Son muchas las hortalizas que necesitan sol para crecer sanas y dar excelentes frutos. Si buscas hortalizas que necesiten sol, a continuación te pronemos...

Limpiafondos eléctricos: que son y como funcionan

Contar con una piscina en nuestro patio o jardín requiere de cierto compromiso, por nuestra parte, para que esté siempre en perfecta condiciones para...