Cómo hacer agua de sauce para ayudar al desarrollo de esquejes

El agua de sauce es beneficiosa en la ayuda radicular de los esquejes. Si has plantado nuevos esquejes y quieres que sus raíces sean fuertes y resistentes, hay algunas cosas que puedes hacer o comprar. Hay productos que vienen en polvo (químicos), que ayudan a que las plantas enraícen mucho mejor en la tierra. Pero considero también, como gran alternativa, utilizar productos caseros y naturales.

Si quieres propagar tus plantas, a través de esquejes, debes hacer que estos enraícen bien. Para ello hacer agua de sauce, ayudará muchísimo. En vez de utilizar tantos químicos, que a la larga resulta caros, puedes utilizar alternativas como estas. Si quieres saber cómo se hace el agua de sauce, aquí te dejo la receta ¿qué te parece?

agua de sauce
Fuente: Huerta Agroecológica
INGREDIENTES

– Sauce en ramas

– unas tijeras de poda

– una olla

– agua

– un colador

PREPARACIÓN

Primero reúne unas cuantas ramas de sauce, las puedes cortar con unas tijeras de poda o bien unas tijeras bien afiladas. Debes cortar las ramas de un poco más de 1 cm de diámetro. También te valdrán las ramas de sauce que estén caídas, siempre que no sean mucho más grande de la medida que te he comentado. Eso sí, las ramas han de estar frescas.

Siguiendo con la receta, elimina las posibles hojas que tengan las ramas de sauce. Después corta cada una de ellas, en trozos pequeños. Estas raíces contienen una hormona que estimula el crecimiento de las raíces de los esquejes.

Ahora en una olla, hierve un poco de agua. La suficiente como para cubrir todas las ramas cortadas de sauce. Ubica los trozos de rama en un recipiente y, cuando haya hervido el agua, añade la misma sobre todas las ramas. Ahora debes dejar el recipiente reposando, con las ramas dentro, durante toda una noche. De esta forma la hormona de enraizamiento, desprenderá.

Al día siguiente, cuela todo el contenido en otro recipiente. Deshazte de los trozos de rama y quédate solo con el líquido. Eso sí, los restos de sauce puedes utilizarlos para crear tu abono casero. Así no derrocharás nada. El líquido sobrante, puedes guardarlo en el recipiente que quieras. Luego cierra bien y listo.

Cuando vayas a plantar esquejes, solo tienes que dejar la parte inferior del tallo en remojo, con un poco del agua que has hecho. Déjalos en remojo un par de horas y así tendrás mayor eficacia (nunca mojes las hojas) Pasadas las dos horas, ya puedes plantarlos normalmente y listo. Verás como enraízan mucho mejor ¿qué te parece? ¿alguna vez has probado este consejo?