Cómo mantener un jardín en óptimas condiciones

Todos necesitamos espacios verdes en nuestro hogar que, además de aportar una sensación de paz a nuestra mente, también colabora con embellecer nuestra morada y contribuye algunos beneficios a la naturaleza.

Sin embargo, en más de una ocasión, el tiempo y la falta de conocimiento sobre algunos temas pueden perjudicar el bienestar de nuestro jardín; dejándolo con un aspecto descuidado y marchito. Por ello, a continuación te presentamos algunos consejos para mantener un jardín en óptimas condiciones.

Escoge las plantas correctas

Aunque puede que te llamen la atención cierto tipo de flores, no todas las especies pueden adaptarse bien al clima y suelo de tu región. Es por esto, que debes tener en cuenta qué vas a sembrar y escoge plantas que se adecuen a la cantidad de tiempo y dedicación que puedas brindarles.

Hay unas de mucho riego y cuidados, mientras otras son más fáciles de mantener. No lo pienses mucho y busca plantas originarias de tu zona.

Aprende a sembrar

Parece ilógico, pero hay personas que quieren tener un jardín en óptimas condiciones y no saben cómo plantar.

Busca un buen terreno y prepáralo para recibir la planta. Revisa que no tenga mucha agua y no esté compacto. Agrega abono para que tenga nutrientes y que sea un sector al que le dé el sol.

Haz un hueco del tamaño adecuado para la planta, cubre con el abono y planta. Si se trata de alguna especie frágil, déjala crecer primero en maceta y luego trasplántala al suelo.

Para tener un jardín de inmediato adquiere todo en viveros; plantar de semilla tarda mucho y demanda cuidados muy rigurosos los primeros meses.

Poda

Si las plantas no se podan, crecen alocadamente y no tienen buen aspecto. Así que debes podar cada vez que la planta lo necesite; de esta forma, les otorgas una forma bonita y cuidada.

Además, podando eliminamos todo lo que esté muerto en la planta y guiamos el crecimiento de la flor, hierba o árbol.

Cuidados básicos

Otro paso para tener un jardín en óptimas condiciones es recordar podar el césped y quitar maleza de vez en cuando. Algunas plantas deben abonarse, puedes hacer abono orgánico en tu hogar para esto y fertilizarlas para lograr que crezcan más rápido y sanas.

También es muy importante todo lo que tiene que ver con la limpieza del jardín, pateo y sus alrededores. Ese molesto verdín que aparece en el suelo de nuestro jardín, es posible quitarlo si elegimos una de las mejores hidrolimpiadoras del mercado para ello.

Adquiere herramientas de jardinería

No todo puede hacerse con las manos. Recuerda comprar tijeras y palas, como mínimo, para plantar nuevas especies y mantener el resto luciendo hermosas.

Ten orden

La armonía entre plantas y accesorios permitirá que este preciado espacio luzca sensacional. Combina la vegetación con accesorios como pozos y fuentes; le darán una apariencia cuidada y resultará en un jardín en óptimas condiciones.

Dispón vías

Coloca caminos y vías entre tus plantas para que no se vean amontonadas y puedas regarlas correctamente.

Control de plagas

Son uno de los principales enemigos de cualquier plantación. Busca mantener siempre el control de plagas y para esto no necesitas adquirir productos caros, algunas hierbas como romero o cebollín son repelentes. Basta con sembrar unas cuantas en el jardín para así espantar estos animalitos y además, agregar sazón a las comidas.

Cambia la maceta

Ten presente que algunas plantas se compran pequeñas y luego van creciendo. Estas no pueden permanecer siempre en el mismo recipiente porque no podrán desarrollarse bien, así que adquiere uno de mayor tamaño para que se estire todo lo que deba y opta por incorporar nuevos diseños en este espacio verde.

Dirección del riego

Cuida no regar siempre en la misma dirección porque puedes provocar que la tierra se hunda y arrastre la plantación. Baña la planta siempre en distintas orientaciones y de preferencia al amanecer o atardecer para que absorban el agua; si lo haces a mediodía, el líquido se evapora y esto no contribuye a tener el jardín en óptimas condiciones que anhelas.

Toma en cuenta la especie

Tal y como se ha mencionado anteriormente, cada planta tiene unos cuidados especiales. Documéntate acerca de lo que sembrarás, ya sea en el vivero donde las adquieras o en internet, porque no se puede regar un árbol como se riega una rosa.

Por ejemplo, las especies ornamentales no pueden recibir la misma cantidad de sol que sí aguantan las cactáceas.

Si sigues estos simples pasos podrás tener y mantener un jardín en óptimas condiciones.