Cómo obtener unas bellas gardenias

Existen algunas pautas que puedes tener en cuenta para tener unas bonitas gardenias en tu jardín, recuerda que son flores que además de ser muy decorativas cuentan con una agradable perfume que hará de tu jardín un lugar muy especial.

Uno de los puntos principales que debemos cuidar el es pH del suelo, el mismo tiene que estar comprendido entre un 4.5 y un 5.5, de esta forma no será demasiado alcalino, caso contrario pueden morir.

La temperatura ideal para su desarrollo es de 16 a 23 grados, prefieren los climas algo cálidos por las mañanas que por las noches. Para obtener una buena floración la temperatura no debe ser mucho superior de 23 grados y no debe presentarse por debajo de los 20 grados.

Imagen de una gardenia

Independientemente de si están en el suelo o en una maceta deberán colocarse en un sitio en donde corra aire, no demasiado fuerte. El objetivo es evitar que se establezcan hongos en su superficie por exceso de humedad. El suelo debe estar bien drenado, si está en superficies con mal drenaje seguramente las gardenias morirán.

Antes de sembrarlas se debe colocar turba, el sitio debe ser grande ya que las raíces ocupan una buena superficie. Recuerda fertilizarlas dos veces al mes desde que comienza la primavera hasta llegar al final del otoño. El abono ideal debe ser un poco ácido.

Al regarlas se debe tener mucho cuidado con la cantidad de agua, si te exceden las hojas se pondrán amarillas y comenzaran a marchitarse o se llenarán de hongos que provocarán su muerte. Su tierra debe estar húmeda pero no empapada ni demasiado mojada. Evita siempre el encharcamiento de la planta.

Foto | Flickr