Cómo resembrar el césped

resembrar(1)

Resembrar el césped es una de esas tareas que podemos llegar a posponer mucho tiempo si no nos agrada, pero la verdad es que con los consejos necesarios a mano, no se trata de una actividad tan molesta, así que no podemos dejar de recomendarte que leas los que te traemos a continuación, y te pongas manos a la obra tan pronto puedas.

Para comenzar, lo primero que debemos destacar en este sentido, es que resembrar el césped nos permite siempre mejorar la calidad y la belleza del mismo, de forma que es aconsejable llevarla a cabo, como mucho una vez cada dos años. Del mismo modo, eso ayudará a que el césped se mantenga tupido, y que no se produzcan las clásicas calvas que quedan tan feas cuando queremos un jardín presentable.

De igual modo, otro elemento a tener en cuenta acerca de la resiembra del jardín, es que se trata de una tarea que conviene realizar generalmente en los meses de otoño, teniendo a bien saber que en la mayoría de los casos, es mejor aún utilizar semillas de las mismas especies ya cultivadas, dado que las condiciones del suelo se han acostumbrado a ellas, y por lo tanto es más sencillo que funcionen.

Pensando en el punto anterior, es igualmente importante que, si has visto que las especies que vienes plantando en los últimos tiempos porque te gustan más, no están dando resultados, te la juegues finalmente por otras diferentes, dado que las propiedades del suelo pueden ser poco favorables.

Ya en lo que hace a la resiembra directamente, piensa que tienes que quitar las hojas y raíces del suelo, antes de usar un rastrillo para quitar todo a profundidad, a unos 15 centímetros más o menos, agregándole al suelo un poco de sustrato o turba. Finalmente nivela la tierra y esparce las semillas, cubriéndolas con la propia tierra.