Cómo secar una orquídea para conservar la flor

Se puede secar una orquídea, para conservar la flor y decorar con ella. Al igual que otro tipo de flores y plantas, se puede aplicar diferentes técnicas de secado. Cuando quieras secar flores, es mejor hacer esto con ejemplares más grandes. De esta forma te aseguras que no se rompa fácilmente, como si lo hicieras con flores pequeñas.

Secar una orquídea o varias de ellas, te permite conservar la flor y poder decorar con ella jarrones, centros de mesa, hacer ramilletes y decorar recipientes. Esta bella y elegante flor, es una delicia para la vista. Si quieres aprender una técnica de secado buena para la flor, aquí te dejo este método.

orquidea
Fuente: Jun Acullador

Cómo secar una orquídea

Primero corta la flor desde los vástagos y cerca de la base de las flores. Luego añade un poco de gel de sílice en la parte inferior del plato de cristal del horno de tu microondas. Has de cubrirlo con una capa de un espesor de 2,5 cm mínimo. Esto dependerá del tamaño de la flor.

Una vez aplicada la capa de gel, coloca las flores hacia abajo sobre el plato. Procura que las flores no se toquen entre sí, deja que conserven un espacio. Una vez asentadas, cubre cada flor con gel de sílice. Evita aplastar sus pétalos, cubre suavemente.

Seguidamente ubica una taza llena de agua, en la parte posterior del microondas y luego coloca el plato con el gel y las orquídeas en el centro. Dependiendo del tipo de horno y orquídeas, el tiempo variará. Incluso puedes hacer el secado de flor en flor. Pero aproximadamente de dos a tres minutos, a temperatura fuerte.

Pasado el tiempo, retira el plato del microondas y deja repostar el conjunto. Debes dar tiempo a que el gel se enfríe por completo. Por último retira las orquídeas ya secadas y cepilla suavemente, para eliminar restos. ¿Qué te parece esta técnica? ¿Qué otra técnica podrías compartir?