¿Por qué comprar un árbol de Navidad natural y no artificial?

Cada vez que llegan los últimos días de noviembre, hay una duda que invade a la mayoría de los españoles que aún no tienen su casa decorada para la época de las fiestas: ¿es mejor comprar un árbol de Navidad natural? ¿O buscamos en alguna de las muchas tiendas disponibles uno artificial que requiere menos cuidados? Pues bien, vamos a enseñarte en este artículo algunos motivos para quedarnos con el primero de ellos.

Comprar un árbol de Navidad natural siempre es mejor

Primero que nada, a la hora de comprar un árbol de Navidad natural, tienes que comprender que existen técnicas de casi 50 años de antigüedad, que permiten que quienes se dedican a este negocio, los corten de tal forma que vuelva a crecer. Es decir, cada ocho años del mismo tronco original, sale un nuevo árbol de Navidad al mercado que podemos comprar, colaborando con el planeta Tierra.

Comprar un árbol de Navidad natural
Wikipedia

Por otro lado, siempre que vayamos a comprar un árbol de Navidad natural a los sitios oficiales de distintas localidades en todo el mundo, tendremos la seguridad de que por cada uno de ellos que se vende, se plantarán tres más. Y sin importar de qué especie de árbol de Navidad estemos hablando, la mayoría de los naturales tienen la capacidad de crecer hasta los 3,5 metros, de forma que no tienen por qué ser menos imponentes que los artificiales.

Incluso, al comprar un árbol de Navidad natural tenemos la certeza de que podrá seguir acompañándonos por hasta seis semanas, de forma que resistirá las fiestas siempre y cuando le demos los cuidados del caso. Y cuando haya que arrojarlo a la basura, podremos estar seguros de que se degradará muchas veces más rápido que los artificiales, así que nos lo agradecerá nuestro ecosistema también.

¿Qué otras razones para comprar un árbol de Navidad natural conoces?