Consejos a la hora de cortar el césped

Cortar el césped es una de las tareas más importantes para el buen cuidado de nuestro jardín ya que un corte frecuente nos permitirá disfrutar de un césped grueso y exuberante.

Dependiendo de la época en la que estemos, el mantenimiento de nuestro jardín puede variar considerablemente. En épocas veraniegas, el césped suele crecer más rápido, lo que hace que sea necesario cortarlo con mayor frecuencia. También influirá la maquinaria de jardineria que utilicemos para llevar a cabo esa tarea

 

cortar-cesped

Antes de ponernos manos a la obra, lo más importante es revisar que nuestro cortacésped esté en buenas condiciones. Para ello revisaremos el filo de las cuchillas sea el adecuado para que el resultado final sea el deseado. Si no tienen un filo adecuado pueden dejar flecos en los extremos de las hojas. Una vez terminado el proceso de cortado, necesitaremos limpiarla retirando los restos que se puedan haber quedado en ella.

La hora que elijamos a la hora de realizar el corte también es importante. Debemos evitar las horas de máximo calor y hacer la siega o bien a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde.

La frecuencia con la que cortaremos el césped variará dependiendo de la época en la que estemos. En la época de crecimiento, deberemos hacer la siega cada 4 o 5 días, para evitar que el césped se ponga muy alto. Si este estuviera alto, lo que habría que hacer sería realizar primero una pasada con las cuchillas altas y al día siguiente realizar la misma acción pero esta vez bajando la altura de las mismas.

Para conseguir un corte efectivo, es recomendable que tanto el césped como la tierra estén secos. Si viéramos que está seco de más, podemos regar un día y realizar el corte al día siguiente.

En caso de que el césped sufra un ataque de hongos, es recomendable limpiar las cuchillas con un fungicida en disolución para evitar posibles contagios.

Siguiendo estos simples consejos, seremos capaces de tener nuestro césped en óptimas condiciones.