Consejos para el cultivo de las aromáticas (Parte II)

Seguiremos brindándote algunos consejos que deberás tener en cuenta a la hora de cultivar tus plantas aromáticas. Te invitamos a leer el artículo anterior en donde comenzamos a brindarte algunos datos interesantes.

A la hora de preparar el suelo para las aromáticas deberás eliminar todas las malas hierbas perennes que encuentres. Para eso, en el momento de labrar la tierra deberás quitar los trozos de raíces, bulbillos y tallos que encuentres. Sabemos que eliminarlas todas puede volverse bastante difícil pero si no lo haces con mucho cuidado correrás el riesgo de que rebroten más tarde.

Pautas para el cultivo de aromáticas

Antes de plantar recuerda la importancia de incorporar un poco de abono orgánico, como matillo, estiércol, turba. Especialmente si el suelo es muy pobre en nutrientes minerales o si la textura es extrema.

En el caso de un suelo muy arenoso nada mejor que agregar el matillo, guano, humus de lombriz, de esta forma se podrá mantener la humedad en el suelo y brindarle a las plantas todos los nutrientes que se irán descomponiendo poco a poco. Si tu suelo es más arcilloso gracias a un buen abono orgánico se podrá facilitar el drenaje. Además de materia orgánica podrás agregar arena lavada de río (nunca de obra), el objetivo será que se pueda compensar la textura de arcilla.

Otra buena opción es realizar una especie de acolchado, conocido como mulch. Para su realización deberás realizar una base de la plantas una capa de cortezas de pino, compost y otros materiales. El mulch brinda muchos beneficios, por ejemplo, que las plantas requerirán menos riego ya que con el acolchado se disminuye la evaporación del agua, ademas se evita la aparición de algunas malas hierbas. Y por último tiene la ventaja de ser algo decorativo.

Foto | Flickr