El cuidado de las manos en el jardín

Cuando asociamos las palabras cuidado y jardín normalmente podemos pensar en una serie de consejos para tener nuestras plantas en mejores condiciones, o por qué no, los mejores horarios para regar el césped, o la forma en la que debemos cuidar los setos. Sin embargo, el primer cuidado que debemos tener en el jardín no está asociado a ninguna de estas temáticas, sino que es el que debemos aplicar a nuestras manos.

En tal sentido, hay que considerar que al estar expuestas en el jardín, la piel sufre de una serie de inconvenientes propios de la presencia de todo tipo de texturas y formaciones, como las que suele haber en esta parte de la casa. Entre ellas podemos mencionar las ramas, que pueden rasguñarnos, la erosión que los ladrillos y los muros generan, y también, los clásicos pinchazos de las espinas, sin mencionar el frío o calor, imposibles de evitar.

En primer término, hay que destacar que más allá de la consabida resolución de utilizar guantes para cuidar nuestras manos, si a los mismos no les agregamos alguna crema que a su vez nos proteja de su consistencia más bien gomosa, también nos estaremos provocando daños a largo plazo, aunque su utilización está más que recomendada, sobre todo en invierno, porque ayudan a la circulación y también a mantener el calor.

Luego, si te preguntas acerca de qué tipo de guantes usar, la verdad es que no existe una recomendación uniforme en este sentido, y lo mejor que puedes hacer es escoger los guantes que te permitan trabajar con soltura. Para algunas personas serán los más finos, y otras preferirán algunos más gruesos, siendo que también debemos considerar que tipo de plantas se manipulan, por ejemplo.

Finalmente, te acercamos algunos consejos para que escojas los guantes que más te convienen. En primer término, debes ver el diseño que tienen, y probártelos, para ver si sus contornos se adaptan a los de tu mano. Luego, tienes que observar cuidadosamente el material del que están hechos, la durabilidad de los mismos, su espesor, y su tamaño.