Cuidados básicos del Jengibre ¡Plantas sanas y fuertes!

Si has plantado jengibre, aquí te dejo los cuidados básicos de esta planta tan codiciada por su tallo. Ya viste que se puede plantar tanto en suelo, como en una maceta profunda. Cuando hayas plantado tu planta de Jengibre, es importante mantenerla en perfectas condiciones ¿Quieres saber cuales son las necesidades de esta especie?

Los cuidados básicos del Jengibre no son muy complicados, pero si los sigues obtendrás una estupenda planta bien desarrollada y fuerte. Dentro de sus cuidados, hay que ver el riego, el tipo de tierra y varias cosas más ¿Qué te parece?

jengibre
Fuente: Herbolario Allium

Cuidados básicos del Jengibre

El riego de esta planta, será siempre regular. NO la riegues todos los días. Intenta regar la misma, un par de veces por semana. Siempre vigila que la tierra no esté seca, ya que ha de permanecer húmeda. Pero evita las acumulaciones de agua, ya que esto no beneficiará en nada a tu ejemplar. La maceta o el suelo ha de tener un sistema de drenaje bueno.

Si has plantado Jengibre en el suelo, puedes echar paja así controlarás la humedad y además, la acumulación de malas hierbas. Es importante que quites las malas hierbas que encuentres, ya que estas se alimentan y nutren del suelo que rodea a tu planta, por lo que esta recibirá menos alimento. Por otro lado, el suelo o la tierra donde tengas plantado el Jengibre, debes complementarlo con fertilizantes cada cuatro meses, aproximadamente.

Los fertilizantes los puedes encontrar de forma líquida, siendo bueno rociar el mismo por las hojas de la planta. Cuando haya una época más seca, no aumentes el riego. Esta idea es para que los rizomas se desarrollen aún mejor. Mantén un riego regular de un par de veces a la semana. Si ves que las hojas se caen, significa que ya podrás cosechar estos rizomas.

Es importante el cuidado de la luz. Procura no dejar la planta expuesta al sol, pues prefieren la sombra. Además en épocas de frío no sobrevivirá la planta a una temperatura menos de 10º.  Recuerda, además mantener la humedad de la tierra, sin encharcarla. Como he comentado puedes utilizar paja o algún tipo de acolchamiento.

A la hora de recolectar el Jengibre, comprueba que las hojas han amarilleado y, además, lleva plantado entre 8 y 10 meses. Saca el tallo, alrededor de los rizomas, con cuidado. Como ves con estos cuidados, tu planta crecerá sana y perfecta, no tienes por qué recurrir a químicos. Procura que todo sea orgánico, evitando los químicos.

¿Te gusta cocinar con esta planta? ¿Conoces los beneficios?