Cuidados del Ciclamen

El ciclamen es una de las plantas con flores más buscadas por las personas que tienen jardines, y en este sentido, no podemos dejar de señalar que se trata de especies que requieren cuidados muy especiales, por lo que a continuación empezaremos a destacar cada uno de ellos, de modo que puedas sacarle el mayor provecho si ya las tienes, o ir a buscarlas si aún no forman parte de tu casa.

Por ejemplo, en cuanto al acercamiento a la luz solar de este tipo de plantas, debemos decir que conviene que estén expuestas directamente bajo los rayos solares, ya que les gusta estar al sol y eso les ayuda a florecer durante su época de crecimiento.

Además, por otro lado, en cuanto a la temperatura que más les conviene, debemos decir que se trata de plantas que pueden soportar perfectamente la época de verano, incluso con temperaturas por encima de los 30º C, pero que no demuestran la misma capacidad de superviviencia cuando llega el invierno, por lo que recomendamos cubrirlas con un plástico o paja, para evitar que se mueran o, al menos, debiliten.

El sustrato es otro de los elementos importantes a la hora de pensar en los cuidados de estas plantas, y debemos convenir que es siempre mejor tener precaución con el acercamiento de los niños y la proximidad a esta planta, sobre todo si pensamos que se trata de una de las especies más venenosas, y que si se consume parte de su composición, puede llegar a ser letal para un infante.

Finalmente, tampoco se puede dejar de lado que, al tratarse de una planta de exterior en clima mediterráneo, es realmente fácil cultivarla fuera de la casa, aunque la cosa se complica un poco en el interior de la misma, por lo que debemos ser precavidos, dotarla de luz solar a diario, y evitar todo lo posible acercarla demasiado a la calefacción.